Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

La transición en lo social. Ensayo

Enviado por   •  29 de Septiembre de 2017  •  3.375 Palabras (14 Páginas)  •  191 Visitas

Página 1 de 14

...

En la adolescencia final, los intereses heterosexuales hacen que el joven busque amigos que pueden ayudarlo a realizar adaptaciones satisfactorias con el individuo del sexo opuesto. La segunda razón es el deseo de conformarse a las expectativas sociales. El inseguro teme la opinión del grupo.

Amigos del sexo opuesto

En la adolescencia la preferencia se desvía gradualmente hacia amigos del sexo opuesto. Las chicas gustan de muchachos bien parecidos, de conformación masculina y aseada. Los, varones tiene gustos y aversiones definidos respecto a la selección de amigas. Las desean bien parecidas, muy femeninas y que vistan con elegancia.

¿Qué explicación hay para un trato tan desconsiderado?

1- sus relaciones son muy intensas y están cargadas de emoción.

2- los adolescentes son proclives a la idealización de sus amistades

3- desea que sus amigos dejen una buena impresión de ellos.

4- si critican, se burlan de la misma manera.

5- el grado de lealtad que siente un adolescente por sus amigos influye en el trato que les dispensa.

Estabilidad de las amistades

El adolescente desea amigos con los que pueda contar y que sean leales y fieles a despecho de lo que ocurre. Privado de amistades generalmente experimenta una angustia. La estabilidad del vínculo amistoso varía para miembros de ambos sexos y para la totalidad en ciertos periodos de los años adolescentes.

Las amistades con miembros del propio sexo opuesto se estabilizan un poco antes que las entabladas con individuos del sexo opuesto. Esto es algo que debe esperarse, puesto que este último tipo de vinculación no ha tenido tiempo suficiente para adoptar valores para la selección de amigos del otro sexo.

Cambios en la elección de líderes.

En la infancia, los contactos sociales sirven primordialmente para los juegos. En la adolescencia, el grupo social se reúne para muchas y distintos clases de actividades y por consiguiente, requiere muchos y diferentes tipos de líderes.

Para el adolescente, el líder es su representante. En consecuencia, desea que la posición sea cubierta por alguien que lo representa bien y que agregue prestigio al grupo como un todo. Así como los adolescentes prefieren elegir sus propias amistades y se incomodan ante la interferencia adulta, también quieren elegir sus líderes. Aun cuando cometan errores, como puede suceder en la elección de amigos, exigen el derecho de nombrar sus representantes y reaccionan acerbamente si el individuo favorecido les ha impuesto.

Cambios en las actividades y en la conducta social.

El quinto cambio principal, en la transición hacia la socialización adulta se da en el área de las actitudes y de la conducta. La edad de maduración sexual determina en gran medida cuando ha de ocurrir las modificaciones en el área señalada. Los adolescentes de maduración anticipada o demorada también comienzan a exhibir cambios en las actitudes y en la conducta, que se manifiestan antes o después respectivamente. Una chicas precoz, por ejemplo, se interesa por los muchachos antes que otras de su misma edad.

Las presiones sociales determinan en gran parte la forma que asumen las modificaciones de actitudes. Estas presiones se originan principalmente en el grupo de pares. Con el fin de asegurarse la aceptación del grupo el adolescente trata de cambiar sus actitudes y su manera de conducirse de modo de conformarse a las normas establecidas por el grupo con el cual quiere identificarse.

Actividades heterosexuales

El cambio más notable en la conducta social se verifica en el área de las relaciones heterosexuales. El adolescente olvida el antagonismo intersexual que prevalecía en su infancia y desarrolla un agudo interés por representantes del sexo opuesto. En las chicas esto ocurre a principios de la adolescencia, mientras que en los varones el hecho se manifiesta alrededor de un año después, debido a su maduración sexual se opera más tarde.

Conformidad con el grupo.

La conformidad asume dos formas: aquiescencia y convencionalismo. La aquiescencia significa acuerdo con las opiniones expresadas por el grupo en situaciones que implican presión. El convencionalismo significa conciencia con las costumbres y prácticas sociales de una cultura o subcultura determinadas. Por regla general, la aquiescencia y el convencionalismo van juntos.

El adolescente no se conforma a todos los integrantes del grupo de pares sino que se adecua a quienes predominan a este y son considerados sus líderes. La conformidad se manifiesta en la adolescencia inicial. El adolescente mayo muestra mayor estabilidad y seguridad, por cuya causa disminuye su necesidad de contar con la aprobación grupal.

Si bien la conformidad, dentro de límites razonables y en grados adecuados a la edad y al nivel evolutivo del adolescente, favoreciendo la socialización, lo contrario sucede cuando esa confinidad es exagerada o insuficiente.

Efectos de los distintos grados de conformidad sobre la socialización.

Conformidad apropiada en función del desarrollo La conformidad que de adecua a la edad y al nivel evolutivo del adolescente proporciona a este un sentimiento de seguridad y de integración. La conformidad en cuanto a apariencia y conducta es casi un prerrequisito para la aceptación por parte del grupo.

Falta de conformidad Conduce al menos precio o al rechazo social. Lo que depende de su forma de manifestarse. Los adolescentes pueden estar en desacuerdo con los valores grupales sin arriesgar su posición en el grupo pero no es probable que aquellos que no son razonablemente convencionales en apariencia y conducta sean aceptados. La falta de conformidad es menos perjudicial para la aceptación de líderes que para la de seguidores.

Exceso de conformidad El adolescente que exagera su conformidad pierde su identidad como persona y el respeto del grupo de pares. Se encuentra en un constante estado de ansiedad por temor a expresar o hacer algo equivocado. Depende de alguien que le dicte cuales deben ser sus opiniones y su conducta.

Resistencia a la autoridad de los adultos. La resistencia de los adolescentes aumenta con los años, esta tendencia alcanza su índice máximo entre los 15 y 17 años. Los adolescentes no solo se resisten a la autoridad doméstica o escolar sino que asimismo desafían a la legal. En el hogar y en la escuela, a

...

Descargar como  txt (21.5 Kb)   pdf (126.6 Kb)   docx (18.7 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club