Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Radio Novela Halloween

Enviado por   •  15 de Noviembre de 2017  •  1.742 Palabras (7 Páginas)  •  63 Visitas

Página 1 de 7

...

Julio: No creo!! El ya consiguió una chica?? Entonces necesitamos conseguir también hermano. Es cuestión de honor.

Esteban: Vamos acercarnos las chicas que te he dicho…a ver, vamos.

Julio: Holaaa…que tal chicas? Lindo disfraz..

(asustada) Lidia: ¿Están hablando con nosotras?

Esteban: Buen día mamá. (con dolor) Ay mi cabeza.

(enojada) Roxana: ¿Qué hay de bueno Lucio? ¿Acaso no te acuerdas lo que hiciste hoy en la madrugada?

(resaca) Lucio: Shiiii estás hablando muy fuerte! Me duele mi cabeza.

(enojada) Roxana: Así? (hablando mas fuerte) ¡Pues espero que explote tu cabeza! ¡Niño irresponsable! ¡Eso es lo que eres! ¡Tienes 18 años y mentalidad de 5!

(enojado) Lucio: No hables así! Ya soy un hombre y hago lo que quiero.

(enojado) René: ¡BAJA tu tono de voz jovencito! Respeta a tu madre ya que no te respetas a ti mismo. ¡Niño insolente! ¿Crees que eres gran cosa porque ya tienes vellos púbicos?

Lucio: Oye, cállate viejo! No soy ningún niño. Soy hombre y exijo que me trates como uno!

René: Aquí no exiges NADA! Para ser tratado como hombre primero debes SER uno! ¿O acaso te crees hombre por lo que tienes en medio de tus piernas? Pues te informo que hasta los travestis lo tienen!

(enojado) Lucio: ¡Viejo infeliz!

(gritando intentando impedir) Roxana: ¡No Lucio! Respeta tu abuelo!

René: Déjalo Roxana! ¿Qué vas hacer niñito? Vas a pegar a un anciano? Que valiente! ¡Te reto que lo hagas!

Roxana: No Lucio! No lo hagas! Vete de aquí!

(enojado) Lucio: Te salvaste por tu hija viejo! Me voy con mis amigos!

(enojado) René: Vete! Porque mientras estés bajo mi techo respetarás MIS reglas!

(intentando calmarlo) Roxana: Hijo por favor no te vayas! No sabes lo que estás diciendo! Esperaremos que se enfríen los nervios y hablaremos con calma, sí?

Lucio: No tengo nada que decir mamá. Estaré con mis amigos. Allá soy respetado.

(llorando) Roxana: No hijo! No te vayas! Noooo!

(sonido de puerta cerrando)

(música dramática)

N: Roxana no sabía qué hacer! Estaba desesperada! (pausa)

Como Lucio no había vuelto a la casa, en el día siguiente salió a buscarlo, pero no tuvo éxito. Siguiendo en la búsqueda por su hijo, un viejo amigo la encuentra.

(Roxana grita: ¡Lucio! - Como si estuviera buscándolo y Sandoval la interrumpe)

Sandoval: ¿Roxana? ¿Eres tú?

Roxana: ¿Sandoval? Hola! No sabes cómo me alegro de verte! Cuanto tiempo mi querido amigo!

Sandoval: Realmente mucho tiempo! Cómo estás? Te veo tan triste y cansada!

Roxana: Ay, mi amigo! Estoy desesperada! (empieza llorar)

Sandoval: Tranquila! Cuéntame! ¿Qué está pasando?

(voz llorosa) Roxana: Es mi hijo! Se fue de mi casa. Está demasiado rebelde! Peor que antes. Ya no sé qué hacer!

Sandoval: Respira. Tranquila. Todo va mejorar. Vamos al centro espírita. Necesitas fortalecer tus energías primero, para después ayudar a tu hijo. Allá tomarás pases que te van a equilibrar. Además te voy a indicar como hacer el evangelio en el hogar para que hagas una limpieza energética en tu casa.

Roxana: Pero ¿qué es eso de los pases?

Sandoval: En el Centro vas a encontrar personas dedicadas en hacer el bien que te van imponer las manos, sin tocarte, y van a donar energía psíquica que proviene de la espiritualidad superior, con el fin de ayudarte a equilibrar tus energías. Vas a ver el bien que te va hacer.

Roxana: Tú crees que una persona cualquiera que me imponga las manos podrá ayudarme? ¡Me parece locura! Mis problemas son mayores que semejante broma Sandoval, por favor!

Sandoval: Es un trabajo de amor y caridad, con el único objetivo de hacer el bien a los demás. No es broma. En los días actuales la ciencia comprueba toda su efectividad. Pero no seguiré hablando, mejor que te vayas conmigo y lo compruebe tu misma. Si acaso no te hace bien. No volveré a insistir.

Roxana: Bueno, entonces vamos!

N: Todavía sin entender mucho sobre el tema, Roxana fue al centro espírita y empezó a recibir la terapia de los pases, y asistir a las charlas públicas. Los cambios eran notables. Incluso el bienestar espiritual reflejaba en su cuerpo. Cuando su hijo resolvió volver al final de la semana, Roxana estaba más equilibrada psicológica y espiritualmente. Con palabras y actitudes firmes supo mostrar a su hijo los errores que había cometido. El joven, profundamente arrepentido de lo que había hecho pidió para volver a casa. Pero Roxana le puso algunas condiciones que iban desde disculparse con su abuelo, comprometerse con las reglas de la casa, hasta el compromiso de acompañarla al centro espírita 2 veces a la semana. Lucio sin saber de qué se trataba aceptó todo lo que su mamá le había propuesto. Con el tiempo, ir al Centro dejó de ser una obligación. A cada día los pases electromagnéticos le ayudaban más y con las charlas públicas comenzó a entender muchas cosas con respeto a la vida que antes no era capaz de entenderlo. Lo que a principio les parecía algo sin sentido, se volvió pieza fundamental para el equilibrio no solamente de Lucio o Roxana sino que de toda su familia. Hoy, ellos dan testimonio de los beneficios de la terapia de los pases electromagnéticos. Probando que antes de juzgar es necesario CONOCER!

Esta novela es basada en hechos reales.

...

Descargar como  txt (11 Kb)   pdf (91.5 Kb)   docx (15.5 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club