Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

DISCURSO AMELIA EARHART

Enviado por   •  4 de Febrero de 2019  •  Ensayos  •  804 Palabras (4 Páginas)  •  30 Visitas

Página 1 de 4

DISCURSO AMELIA EARHART

Nombre: Yasha Cárdenas

Fecha: 25 de Julio de 2018

Asignatura: Expresión Oral

“Una vez hayas probado el vuelo siempre caminaras por la tierra con la vista mirando al cielo, porque ya has estado ahí y ahí siempre desearas volver” Leonardo Da Vinci.

Buenas tardes queridos amigos hoy tengo el agrado de estar con ustedes para contarles un poco acerca de mi vida, para echar un vistazo a cosas que marcaron un antes y un después, en esta profesión donde todos piensan que un avión solo puede manejarse por un hombre, quiero enséñales que no hay obstáculo alguno cuando uno quiere alcanzar lo que se propone, pero sobre todo quiero mostrarles que se puede volar incluso si no tienen alas.

Cuando era pequeña viví con mis abuelos maternos llena de comodidades siempre mostré una personalidad inquieta, hacia cosas de niños como trepar árboles, me deslizaba en trineo e incluso les disparaba a las ratas con un rifle, solía coleccionar recortes de mujeres famosas. Vi mi primer avión cuando tenía 10 años y para esa edad  entonces un avión solo era una cosa de alambre oxidado y madera que no me parecía en absoluto interesante. Mi adolescencia estuvo fuertemente marcada porque mi padre sufrió de alcoholismo y mi abuela de crianza falleció, me mudé a muchas ciudades pero en Canadá durante la primera guerra mundial fui voluntaria en labores de enfermería con mi hermana, donde atendí a pilotos heridos fue aquí cuando tuve la oportunidad de visitar un campo del Cuerpo Aéreo Real en ese momento me sentí picada por el gusanito de la aviación.

En 1920 en California asistí a un espectáculo de acrobacias de aviones en Long Beach donde conseguí que me llevaran dentro de un biplano por 10 minutos, no sé lo que ocurrió en ese instante pero yo sentía que el avión me hablaba mientras volaba, fue el aventón que me cambio la vida para siempre. Cuando decidí tomar mis primeras clases de aviación lo hice con Neta Snook una piloto pionera en ese entonces, y adquirí un prototipo de aeroplano se llamaba EL CANARIO, sufrí algún que otro accidente como todo alumno, mi instructora tenía pocas esperanzas de que sea una verdadera piloto pero esto no fue impedimento para seguirme preparando.

En 1922 conseguí mi primer récord de altitud al volar 14000 pies, y en 1923 obtuve mi licencia de piloto siendo la décimo sexta mujer en recibirla, por un tiempo dejé de lado la aviación y tuve mi primer automóvil al que le puse por sobrenombre “El peligro amarillo” este auto tuvo mucha historia, porque juntos con mi madre llegamos a Boston donde, para la gente los carros eran una novedad, y me preguntaban de dónde venía y se interesaban por él. En 1927 me uní a la asociación aeronáutica nacional y vendí mi primer aeroplano para invertir en la construcción de una pista de aterrizaje, empecé a promover la aviación entre mujeres y creo que fue el año donde mi nombre ya era sonado en varios lugares, incluso el Boston Globe me reconocía ya, como una de las mejores pilotos de Estados Unidos.

...

Descargar como  txt (4.8 Kb)   pdf (186.9 Kb)   docx (53.6 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club