Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

EL MAR MEDITERRÁNEO

Enviado por   •  4 de Diciembre de 2017  •  2.218 Palabras (9 Páginas)  •  183 Visitas

Página 1 de 9

...

Aníbal, hijo de Almícar, quedó al mando del gobierno hispanocartaginés. El nuevo general emprendió la conquista de la mayor parte de la meseta hispánica. Sometió el pais de los olcades y en la meseta castellanoleonesa se apoderó de Helmantica (Salamanca) y Arbucala (Toro). Enseguida venció a los carpetanos y ensancho al máximo los límites del nuevo imperio cartaginés peninsular cuya capital era Cartago Nova.

Sagunto

Al poco tiempo, en la ciudad de Sagunto, ciudad ubicada en el Levante español cerca de Valencia, eran asesinados y desterrados los cartaginenses que compartían, junto con Roma, la política de dicha ciudad. Pidieron ayuda a Cartago y esta autorizó a Aníbal su intervención. El general cartaginés inició las operaciones y sitió a la población española en el año 219 a.C. El sitio duró ocho meses y finalmente fue destruida Sagunto. Roma envió embajadores pidiendo la cabeza de Aníbal, pero el gran Consejo cartaginés rechazó la solicitud con indignación. Era así como daba comienzo la segunda guerra púnica.

SEGUNDA GUERRA PÚNICA

En esta lucha ya no se trataba de pelear por una provincia, sino por el mundo. Los romanos creyeron sin lugar a duda que el escenario de dicha guerra sería en Africa, pero Aníbal los desorientó. Decidió atacar en el corazón de Roma y para poder llegar hasta halla, debía cruzar por los Alpes, donde hasta entonces, nadie se había atrevido a conducir un ejército por ahí.

No solo debía pasar a sus hombres sino también a los caballos y elefantes, así que preparo muy bien su itinerario. Sería guiado por indígenas expertos y al haber atravesado los Alpes tomaría la llanura del Po como base militar. Esperaba una acogida triunfal por parte de los celtas pues estaban bajo el yugo de los romanos. Contaba además con un ejército macedonio, pues después de la primera guerra púnica los romanos eran dueños del mar Tirreno y el Adriático. Esta hegemonía romana también era una amenaza para el rey Filipo V de Macedonia.

La travesía de Aníbal

En la primavera de 218 a.C. Anibal abandonó Cartago Nova con 90,000 hombres, 12,000 jinetes y 37 elefantes. En España permanecería su hermano Asdrúbal al frente de un ejército de reserva.

Los problemas para Aníbal comenzaron apenas cruzó el Ebro. Entre este río y los Pirineos tuvo que enfrentarse con varios pueblos, lo que le costo la perdida de 20,000 hombres. Para asegurar el poder, dejo a Hannón con el mismo numero de soldados que perdió en las batallas. Atravesó lo Pirineos y al llegar a la Galia Transalpina su ejército se había reducido a 60,000 efectivos.

Al llegar al Ródano, Aníbal recibió la hostilidad de los galos, pues estos ignoraban sus intenciones por lo que solo pudo franquear el rio.

A cuatro días de camino, en Massilia (Marsella), se encontraba un ejercito romano a cargo de Publio Cornelio Escipón, quien planeaba atacar a los cartaginenses en España. El general romano recibió la noticia de que Aníbal franqueaba el Ródano, pero creyó que se trataba de una falsa alarma; después se percató del verdadero peligro y se dirigió al lugar del paso. Cuando llegó, el cartaginés tenía ya tres días de que había partido.

Aníbal comenzó a ascender los Alpes, recibía constantes ataques por parte de los galos escondidos en las montañas hasta que lanzo una operación de limpieza matando a unos y dejando huir a otros. Con esta victoria los galos ya no molestaron más a la expedición.

[pic 6][pic 7]

A los nueve días de escalada y después de haber perdido miles de hombres, caballos y otros animales, Aníbal llegó a la cumbre y pudieron contemplar le llanura del Po. El ejército emprendió el descenso con nuevo brío y sufrió las mismas perdidas como en la subida.

Para el paso de los Alpes emplearon medio mes, habían pasado ya cinco meses desde la salida de Cartago Nova.

La travesía del general cartaginés le permitió ganarse un nombre en la historia. Pero tal hazaña costo grandes sacrificios, al entrar Aníbal a territorio romano contaba solamente con 20, 000 hombres y 6,000 jinetes.

Cuando llego Aníbal a la Galia Cisalpina, encontró algunos aliados. Escipón envió un ejército contra Aníbal y se enfrentaron cerca del río Tesino. La caballería pesada de Aníbal rechazó a los romanos. Escipón resultó herido y se retiro hacia el río Trevia. Los cartaginenses estaban ya cruzando el río Po.

Gracias a una estrategia militar de Aníbal, los cartaginenses vencieron a los romanos en Trevia.

Después de la victoria, el ejército de Aníbal recibió refuerzos por parte de los celtas y los galos.

El ejército dejó atrás Trevia, penetró en Italia central y después de franquear los Apeninos llegó a Etruria. Aníbal alcanzaba su objetivo. Roma estaba amenazada por un peligro mortal.

En el lago de Trasimeno los cartaginenses se enfrentaron al ejército de Flaminio donde consiguieron una aplastante victoria, casi todo el ejército romano quedo aniquilado, incluyendo al cónsul Flaminio. Era el año 217 a.C.

A pesar de la gran victoria de Aníbal, este no decidió atacar Roma, sino que se dirigió hacia Italia meridional para demostrar a los habitantes de estas regiones que Roma era incapaz de protegerlos, pero estos siempre le fueron fieles.

En la primavera del año 216 a.C. un ejército romano a cargo de Paulo Emilio se enfrentó a los cartaginenses en Apulia, cerca de Cannas, pero una vez más fracasaron.

Aníbal no poseía más que se cuerpo expedicionario, insustituible; por lo tanto tenía que preservar sus tropas al máximo posible. Por tal motivo no atacaba a la ciudad de Roma. Cartago le enviaba pocos refuerzos, pues tenía que destinar la mayor parte a España que estaba siendo atacada por Plubio Escipón y su hermano Cneo, los cuales estaban ganando valiosas batallas.[pic 8][pic 9]

Aníbal esperaba también ayuda del rey de Macedonia, pero los romanos habían atacado la península balcánica y a Filipo V le era imposible enviar ayuda. Mientras tanto el ejército en Roma se volvía a reforzar, ahora era más difícil que antes vencer a romanos. A la larga, Aníbal estaba condenado si no recibía ayuda, y esta nunca llegó.

En el año 214 a.C., Marcelo y un ejército romano se dirigió a Sicilia para reconquistar Siracusa. Cuando la caída de esta fue inminente, llevaron a cabo otra opración,

...

Descargar como  txt (13.8 Kb)   pdf (101.8 Kb)   docx (17.8 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club