Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Museo Nacional de las culturas

Enviado por   •  1 de Noviembre de 2020  •  Informes  •  1.805 Palabras (8 Páginas)  •  16 Visitas

Página 1 de 8

Museo Nacional De Las Culturas

Sobre el recinto

El Museo Nacional de las Culturas, en el Centro Histórico de la Ciudad de México, es una ventana al mundo; su acervo proviene de la amistad y el respeto de nuestro país a otras naciones. Único en el país con el claro objetivo de acercar a sus visitantes a la diversidad cultural del mundo

Ocupa un edificio de arquitectura colonial de tres niveles, mismo que fue declarado monumento nacional en 1931 y se le considera el alma mater de todos los museos mexicanos.

En el predio que ocupa el Museo Nacional de las Culturas estaba la Casa Denegrida, utilizada por el emperador Moctezuma para dialogar con las deidades del pueblo mexica. Hernán Cortés heredó el inmueble a su hijo y éste último, a su vez, lo vendió al rey español Felipe V. A partir de entonces, ese sitio se destinó a la casa del Virrey y después fue sede de la Real Hacienda de la Nueva España.

El inmueble es una obra del arquitecto Don Juan Peinado, entre 1731 y 1734; debido a que su primer destino fue acuñar dinero en su interior, se le cambió el nombre a la calle, del Arzobispado al de Moneda. Por más de un cuarto de siglo albergó instancias importantes, como la Escuela de Grabado, la Suprema Corte de Justicia y los Talleres Gráficos de la Nación, sólo por citar algunas de ellas

El Museo Público de Historia Natural, Arqueología e Historia fue concebido originalmente por Guadalupe Victoria y Lucas Alamán, en 1835, aunque su inauguración formal estuvo a cargo de Maximiliano de Habsburgo, el 6 de julio de 1866.

Rufino Tamayo en 1938 plasmó en las paredes un mural al fresco, al que tituló La Revolución, una de sus pocas obras que vinculó a la lucha armada de México y con cuya obra simbolizó el fin del régimen de Porfirio Díaz.

Sus importantes colecciones dieron lugar a la fundación de otros importantes museos como el primer Museo de Historia Natural en el edificio del Chopo, el Museo Nacional de Historia en el Castillo de Chapultepec en 1940, el Museo Nacional de Antropología en 1964.

Los constantes cambios que se dieron en la antigua Casa de Moneda concluyeron cuando se inauguró el Museo Nacional de las Culturas, el 5 de diciembre de 1965; de la herrería de la puerta principal surgió el logotipo emblemático del Museo Nacional de las Culturas. Las primeras colecciones de arte que se recibieron fueron obsequio de gobiernos amigos; fue la donación la que hizo crecer el acervo.

Reseña

Generalmente a mí me gusta visitar museos, siempre hay cosas sorprendentes, pero en esta ocasión no fue tan agradable, mi pareja tenía un dolor intenso en el pie y yo estaba preocupada. Con toda la intensión de hacer una visita lo más amena posible empezamos por la sala de Corea, me enamoré de la manera en que presentaban los objetos, no sólo decía que era la pieza, la procedencia o ubicación de la original, además explicaba el contexto, me sentía contenta de ver toda la información que ofrece la sala pero no pude leer todo. Lo que si pude ver fue un incensario del reino de Baekje de finales del siglo VI que me encantó así que decidí mencionarlo, aunque no es parte de la actividad.

[pic 1]

 

Incensario

Reino de Baekje (Finales del Siglo VI) Bronce Dorado/ Tesoro Nacional No. 287/Réplica

Iconografía: El cuenco con una forma de flor de loto y sostenido por un dragón, contiene 70 relieves de animales acuáticos. Rematada por el ave fénix, la tapa representa una montaña con picos poblados por seres míticos, árboles, rocas y corrientes de agua.

Iconología: Barkje fue un reino situado al suroeste de la península de Corea; en su época de esplendor en el siglo IV, controlaba la mayor parte del este de la península de Corea, expandiendo su reinado por el norte más allá de Pyongyang. Fue un reino que estableció alianza con China y con Japón (Wa, así nombrado por ellos). El incensario integra elementos de creencias chamánicas, taoístas y budistas, reflejando las cercanas relaciones de Baekje con China.

Después bajamos a la sala del Mediterráneo con la esperanza de regresar pronto a ver el museo completo. Entrando a la sala de Egipto fue una sensación satisfactoria entender muchas de las cosas que veía gracias a lo que aprendí en clase.

Los Ushebtis de Faraones Nubios y de Nobles me hicieron reflexionar en la importancia de la agricultura y cómo se va perdiendo actualmente.

[pic 2]

USHEBTIS DE FARAONES NUBIOS Y DE NOBLES

ca. 1550-332 aC. Dinastías XVIII y XXX, Reino Nuevo-Periodo Tardío. Granito y Esquisto tallados y pulidos, madera tallada con restos de pigmento, fayenza y cerámica moldeada y modelada. Museo Nacional de Antropología, INAH. Museo Nacional de las Culturas, INAH, Museo Metropolitano de Arte, Nueva York.

Iconografía. Figuras de madera, granito y esquisto (un grupo de rocas metamórficas de grado medio, notables principalmente por la preponderancia de minerales laminares tales como la mica, la clorita, el talco, la hornablenda, grafito y otros que favorecen la fragmentación) tallados y pulidos. Con varios colores obtenidos principalmente de pigmentos naturales, minerales y procesos para obtener óxidos metálicos mediante el uso de calor.  Las figuras son de reducido tamaño, momiformes y sujetan en sus manos azadas y herramientas de labranza.

Iconología. Los Ushebtis, del término useb “responder”, proporcionaban asistencia al difunto, elaborados para reemplazar a su propietario en las tareas de labranza e irrigación en lalu, es decir en el reino de Osiris, en el Más Allá. Se creía que, al recitar la fórmula mágica inscrita en su cuerpo, fragmento del Libro de los Muertos, se animaban, para realizar diversas tareas, principalmente agrícolas. Inicialmente, el ajuar funerario incluía unos cuantos ushebtis; con el tiempo, el número creció hasta 365, uno para cada día del año, acompañados de 36 superiores.  

...

Descargar como  txt (11.7 Kb)   pdf (263 Kb)   docx (318.4 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club