Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

RESUMEN PSICOLOGIA EVOLUTIVA NIÑEZ

Enviado por   •  28 de Septiembre de 2018  •  49.980 Palabras (200 Páginas)  •  100 Visitas

Página 1 de 200

...

Estadio II: Según tal modelo se constituyen los primeros hábitos, que dependen directamente de una actividad de sujeto, como en el caso precedente o parecen impuestos desde el exterior como en el de los “condicionamientos” Llamamos hábitos a las conductas adquiridas tanto en su formación como en su resultado automático, el hábito no es aún inteligencia. Un habito se basa en un esquema sensomotor de conjunto, en el seno del cual no existe, desde el punto de vista del sujeto, diferenciación entre los medios y los fines, ya que el fin en juego solo se alcanza por una obligada sucesión de movimientos que a él conducen. En un acto de inteligencia, por el contrario, existe la persecución de un fin planteado desde el comienzo, luego la búsqueda de medios para alcanzarlo. Reacción circular primaria, obre el propio cuerpo, se integra un elemento que antes no estaba, repite.

Estadio III: Hay coordinación entre visión y aprehensión (coordinación de esquemas) Un sujeto de esa edad (4 meses y medio) por ejemplo, atrapa un cordón que pende del techo de su cuna, lo que tiene por efecto sacudir todos los sonajeros suspendidos sobre él. Repite enseguida ese acto una serie de veces, con resultados insólitos, lo que constituye una reacción circular, esto es, un hábito en estado naciente, sin finalidad previamente diferenciada de los medios empleados. Pero basta con suspender un nuevo juguete del techo para que niño busque el cordón, lo que constituye un principio de diferenciación entre el fin y el medio. Nos hallamos esta vez en el umbral de la inteligencia. Reacción circular secundaria; busca la reacción conocida. Causalidad mágico fenoménica, la causa no es objetivada. Repetición en bloque de una acción.

Estadio IV: Se observan actos más complejos de inteligencia práctica. Se le impone al sujeto una finalidad previa (alcanzar un objeto lejano o tapar un objeto). El niño levanta la tela para tomar el objeto, es decir que si la coordinación de los medios y de los fines es nueva y se renueva en cada situación imprevista, los medios empleados solo se toman de los esquemas de asimilación conocidos. Inteligencia práctica, comienza a ver diferencia de medios y de fines.

Estadio V: (11/12 meses) se añade a las conductas anteriores una reacción esencial: la búsqueda de medios nuevos por diferenciación de los esquemas conocidos. Conducta de soporte: Si un objeto demasiado lejano se halla sobre una alfombra, el niño, después de haber intentado en vano alcanzar el objetivo, puede lograr coger una esquina del tapiz 8por causalidad) y observando entonces una relación entre los movimientos de la alfombra y los del objeto, llega, poco a poco, a tirar de la alfombra para conseguirlo. Reacción circular terciaria; busca la novedad.

Estadio VI: Señala el término del periodo sensomotor, y la transición con el periodo siguiente: El niño se hace capaz de encontrar medios nuevos por combinaciones interiorizadas que desembocan en una comprensión repentina o Insight, es decir, combinaciones mentales, por ejemplo, el niño, ante una caja de fósforos apenas entreabierta trata, en primer lugar, de abrir la caja mediante tanteos materiales, pero después del fracaso presenta esa reacción muy nueva, de un paro en la acción y un examen atento de la situación (durante el cual abre y cierra lentamente la boca, como para imitar el resultado por obtener, es decir, la ampliación de la apertura) tras lo cual, bruscamente, desliza su dedo en la hendidura y consigue así abrir la caja.

- LA CONSTRUCCIÓN DE LO REAL

Los esquemas de asimilación senso-motores desembocan en una especie de lógica de la acción que implica ajustes de esquemas. La inteligencia sensomotora (el nivel práctico) organiza lo real, construyendo las grandes categorías de la acción que son los esquemas del objeto permanente, del espacio, del tiempo y de la causalidad. Ninguna de estas estructuras se da al comienzo; y el universo inicial está centrado en el cuerpo y la acción propios, en un egocentrismo tan total como inconciente de sí mismo (falta de una conciencia del yo). En el transcurso de los 18 primeros meses se efectúa una revolución copernicana, de des-centración general, de modo que el niño acaba por situarse como un objeto entre otros, estructurado de manera espacio-temporal.

Objeto permanente: El universo inicial es un mundo sin objetos, solo consiste en “cuadros vivos” móviles e inconcientes, que aparecen y luego se reabsorben por completo, para no tornar, para reaparecer en forma modificada o análoga. En el estadio III cuando el niño va a coger un objeto y se tapa éste con una sabana, retira la mano tendida, o si se trata de un objeto de especial interés se pone a llorar: reacciona como si el objeto hubiera sido reabsorbido. Él sabe bien que el objeto existe donde ha desaparecido, pero no consigue resolver el problema de buscar y levantar la pantalla. Cuando empieza a buscar bajo la pantalla, estadio IV, puede hacerse el siguiente control; ocultar el objeto en A, a la derecha del niño, que lo busco y lo encuentra; y luego, a su vista, quitar el objeto y ocultarlo en B, a la izquierda del niño; cuando éste ha visto desaparecer el objeto en B, ocurre a menudo que lo busque en A, como si la posición del objeto dependiese de las acciones anteriormente realizadas y no de sus desplazamientos autónomos e independientes de la acción propia. En el estadio V el objeto es buscado en función solo de sus desplazamientos, salvo si estos son muy complejos y en el estadio VI se añade a esto un juego de inferencias que logran dominar ciertas combinaciones (levantar el cojín y solo encontrar debajo otro obstáculo imprevisto, que es entonces levantado inmediatamente).

La conservación del objeto, es principalmente, función de localización. La construcción del esquema del objeto permanente es solidaria de toda la organización espacio-temporal del universo práctico, así como de su estructuración causal.

Espacio y tiempo: Al principio no existe ni un espacio ni un orden temporal que engloben los objetos y los acontecimientos. Solo se da un conjunto de espacios heterogéneos, centrados todos en el propio cuerpo: espacio bucal, táctil, visual, auditivo, posicional y ciertas impresiones temporales (espera, etc.) pero sin coordinaciones objetivas. Esos espacios se coordinan luego progresivamente, pero siguen siendo parciales durante mucho tiempo, en tanto que la construcción del esquema del objeto permanente no conduce a la distinción fundamental. En solidaridad con las conductas de localización y de búsqueda del objeto permanente, los desplazamientos se organizan, finalmente (estadios V y IV) en una estructura fundamental, la armazón del espacio practico, “grupo

...

Descargar como  txt (311.3 Kb)   pdf (446.3 Kb)   docx (870.4 Kb)  
Leer 199 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club