Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

UNIDAD I EL HOMBRE Y LOS SISTEMAS

Enviado por   •  19 de Septiembre de 2017  •  19.688 Palabras (79 Páginas)  •  58 Visitas

Página 1 de 79

...

- Biológico: el individuo desarrolla necesidades fisiológicas, gestos o preferencias características según el entorno sociocultural en el que vive.

- Afectivo: cada cultura o sociedad favorece o rechaza la expresión de ciertos sentimientos.

- Mental: el individuo incorpora conocimientos, imágenes, prejuicios o estereotipos característicos de una cultura determinada.

El individuo, como parte integrante de la sociedad, debe compartir con los demás: valores, normas, modelos y símbolos establecidos. Sin embargo, no todos los individuos presentan la misma adhesión a esas normas y valores.

La adaptación al medio social implica diferentes grados de conformidad dependiendo de la sumisión o libertad de decisión del individuo y de la rigidez o tolerancia de la sociedad. Por ello, adaptación social no implica necesariamente conformidad, sino que puede conllevar la innovación o modificación de los elementos que integran una determinada cultura o sociedad

LA PERSONALIDAD

Se refiere a la persona en su totalidad, es la expresión de lo que usted es y lo que hace, es el resultado de todas las reacciones expresadas en su vida diaria, en el hogar, en la escuela; en la oficina, etc.

La personalidad se revela por la conducta del hombre y por las reacciones de las demás ante esta conducta. El impacto de la conducta de una persona hace que las reacciones ante ella sean de manera favorable o desfavorable

RASGOS DE LA PERSONALIDAD

En la descripción de cualquier persona los detalles, las características y pautas de comportamiento se les conocen o se les denomina los rasgos de personalidad, y estos son:

- RASGOS FISICOS: corresponde al tipo corporal, la constitución, complexión, la actitud, la expresión del rostro, así como la manera de vestirse constituyen estos rasgos.

- RASGOS EMOTIVOS: se descubre la emotividad de una persona a través de sus gustos, de lo que le desagrada. observando si es agresivo o dócil, analizando como reacciona cuando las cosas se le ponen difíciles, si reacciona de manera tranquila y segura o si se enfada con facilidad y utiliza violencia.

- RASGOS SOCIALES: se refiere a las cualidades sociales la forma en que un individuo tiende a comportarse con los demás y la capacidad de seguir las reglas de etiqueta que rige la sociedad.

- SISTEMA DE VALORES : es el conjunto de actividades que una persona tiene frente a la vida , comprendidos , sus principios morales y creencias .Todo individuo tiene su propia filosofía de vida y sus propios valores que son el resultado de experiencias anteriores , especialmente de aquellas le han afectado más , experiencias que son el origen del sentimiento y de las creencias .

- RASGOS INTELECTUALES: el modo de hablar de un individuo, el tipo de ideas que expresa y las cosas de las que habla, así como su estado psicológico revelan su capacidad intelectual.

PROCESO DE FORMACIÓN DE LA PERSONALIDAD

La personalidad de cada individuo humano está compuesta de un conjunto de elementos altamente integrados entre sí, que funcionan de una manera coherente. Cumplen diversas funciones en el comportamiento y en la intimidad de su conciencia de sí mismo; que en definitiva dan por resultado una estructura que opera como una unidad específica que conforma su personalidad.

No es posible saber si en el momento de su nacimiento, el individuo humano porta algunos elementos que puedan considerarse con figurativos de un componente de personalidad.

Puede afirmarse con certeza que en la estructuración de la personalidad intervienen, de manera diversa y en buena medida aleatoria, componentes que provienen de un fondo hereditario - genético, por tanto - y componentes que provienen del medio ambiente, considerando éste no tanto en su aspecto físico como en cuanto al medio social que rodea al individuo durante las distintas etapas de su crecimiento y maduración, así como las experiencias que vive y sobre todo los procesos educativos formales e informales que realiza, principalmente en los primeros años de su vida.

En el momento del nacimiento, es indudable que el individuo humano posee desde ya ciertos elementos heredados, algunos de los cuales constituyen meras potencialidades pendientes de un ulterior desarrollo. Ciertos factores físicos que son indudablemente producto de su conformación hereditaria, aparecen claramente visibles; tales como sus rasgos anatómicos, el color de su piel o de sus ojos; mientras que otros habrán de desarrollarse en función de su maduración neurológica y muscular, como el habla y el desplazamiento bípedo. Acerca del grado en que el desarrollo de tales habilidades es espontáneo o resulta de alguna forma de aprendizaje, suele mencionarse algunos ejemplos de niños “salvajes” o “niños lobos”, que - se indica - no las desarrollaron, por lo menos hasta que fueron inducidos a ello mediante un aprendizaje.

En general, se acepta que los primeros cinco años de vida de los seres humanos son los más importantes desde el punto de vista de conformar los elementos básicos de su personalidad. En ellos, el niño establece y consolida factores primordiales de su vinculación con el mundo exterior, y desarrolla sus primeras modalidades propias de acción y reacción con el medio social.

La adolescencia - y la pre-adolescencia - constituyen, sin lugar a dudas, uno de los períodos de la vida más trascendentales para la consolidación de la personalidad. A partir de los 13 o 14 años, el proceso de maduración intelectual y fisiológica - la pubertad - conduce a la consolidación de los componentes innatos y adquiridos, que culminan la estructuración de la personalidad en su condición más firme y duradera.

En la etapa adolescente, la personalidad incorpora generalmente algunas pautas de inquietud íntima y de comportamiento social, que son resultantes del proceso de auto-afirmación de la identidad; los cuales suscitan situaciones de enfrentamiento con los sistemas de valores y con los sistemas institucionales establecidos de la sociedad. Esa impropiamente llamada “rebeldía juvenil”, no constituye por sí una situación valorable ni aceptable; sino una expresión de un mayor o menor grado de inadaptación al proceso de consolidación de la personalidad; que los propios jóvenes deben ser capaces de entender, y que normalmente está destinada a ser superada a medida que avancen hacia la madurez, por lo que es profundamente indeseable que sea ocasión de situaciones irreversibles.

Existen

...

Descargar como  txt (131.6 Kb)   pdf (561.2 Kb)   docx (92.8 Kb)  
Leer 78 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club