Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

¿Sigue la economía colombiana el curso que debiera? Pero más importante aún, ¿hacia dónde va?

Enviado por   •  8 de Noviembre de 2018  •  1.430 Palabras (6 Páginas)  •  3 Visitas

Página 1 de 6

...

Camilo Silva, socio fundador de Valora Inversiones, reiteró que el comportamiento del dólar es una reacción a la fuerte caída de los precios internacionales del petróleo en las últimas semanas, lo que afecta el ingreso de dólares a la economía colombiana.

Entre las razones externas para la devaluación se encuentra la expectativa por la decisión que pueda tomar la Reserva Federal de Estados Unidos sobre el aumento de los tipos de cambio. Una determinación en este sentido llevaría a que el flujo de capitales se moviera desde los países emergentes como Colombia hacia EEUU en busca de protección.

Pero tampoco perdamos de vista el incremento de la deuda externa del país, que como lo explica Jairo Parada, profesor del IEEC, puede dificultar los flujos de pago y agudiza el déficit fiscal.

A corto plazo, agudiza el déficit fiscal y contrae la inversión privada de importadores y exportadores que usen materias primas y equipos importados. A mediano y largo plazo, en forma lenta, obliga al aparato productivo ha re-direccionarse hacia exportaciones, contraer importaciones y favorecer el consumo doméstico, aunque puede impactar los precios internos. En el corto plazo, puede ser muy recesiva. (CARIBE, 2015).

Esta situación de fragilidad en la economía desacelera la inversión extranjera, como lo indica el informe del Banco de la República: Entre enero y marzo se registró una menor entrada de los flujos de capital por Inversión Extranjera Directa (IED) la cual disminuyó 25,9% especialmente la destinada al sector petrolero (-22,6%). Se espera que para el resto del año los recursos de la IED sigan reduciéndose gracias a la desaceleración mundial y un aumento paulatino de las tasas de interés por parte de la FED. (Dinero, 2015).

Seguramente las opiniones de los analistas, quizá un tanto pesimistas, pero no distantes de la realidad señalan que el país aún atraviesa un remezón económico pues un crecimiento del PIB del 1% previsto para el primer trimestre del año, así como una tasa de desempleo proyectada para el cierre del año en 9,7% que aunque si bien se compara con la tasa de desempleo de marzo de 2016 de 10,14%, una balanza comercial que solo mejora en cuanto a las exportaciones tradicionales pero no con las no tradicionales dejando así entrever un estancamiento en los demás sectores y un consumo de los hogares bajo, son razones

---------------------------------------------------------------

suficientes, entre otras, para comprender el porqué de la proyección del Banco Mundial de crecimiento de Colombia del 2,0%.

Aun este panorama aparentemente sombrío podremos ver buenos signos de recuperación de una economía emergente como la nuestra, a lo cual conviene recordar que si bien la inflación en julio de 2016 fue del 9% contra marzo de 2017 alrededor del 4,7%, estimándose se mantenga en el rango del 4% y un crecimiento de 2 a 3 veces lo que la región Latinoamérica crece (1%, según las Proyecciones Económicas del FMI), también vale la pena recordar algunos aspectos muy significativos que hablan del potencial de este rico país:

Colombia tiene la mejor armada de Latinoamérica, con más de dos centenas de buques, 400.000 soldados, el segundo ejército más grande de Suramérica y el segundo más costoso en Latinoamérica con un gasto anual de US$14.000 millones de dólares.

Si bien Colombia estuvo sumergida durante 50 años en guerra que le ha costado más de US$ 179.000 millones de dólares y un enorme daño económico, social, cultural y humano, con lo que se pudo haber construido 3 veces Bogotá, con un proceso de paz que se pudiese llevar a feliz término, acabando con la situación del conflicto armado, sin duda tendríamos un ahorro muy significativo y habrá mayor oportunidad para el desarrollo económico y por obvias razones se generará mayor confianza política y de seguridad entre los inversionistas extranjeros, lo que redundaría en más dólares ingresando al país con sus buenas repercusiones en la economía nacional.

Colombia es la cuarta economía más grande de Latinoamérica, la tercera con más inversión extranjera, con una media de edad de 24 años, regiones bien definidas y ricas en fauna, flora y recursos hidrográficos. Su población joven es educada, emprendedora y goza de una situación geográfica privilegiada, al tener tres océanos y una diversidad de climas que favorece la explotación de las potencialidades de sus recursos naturales.

A pesar del complejo escenario en el que se desenvuelve Colombia creemos que nuestra economía nacional sí va por buen camino y le espera un crecimiento muy saludable, a pesar de que podríamos estar de acuerdo con las proyecciones del Banco Mundial que en junio de este año señalaron un crecimiento del 2,0%.

...

Descargar como  txt (9 Kb)   pdf (51.8 Kb)   docx (14.9 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club