Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Pensamiento creativo. Como seres humanos, el pensar es un proceso cognitivo innato

Enviado por   •  22 de Noviembre de 2017  •  1.625 Palabras (7 Páginas)  •  90 Visitas

Página 1 de 7

...

Como profesional en el ámbito de la Psicología considero importante desarrollar desde una edad temprana el pensamiento creativo. En lo personal, me gustaría dedicarme a la Psicología educativa, por lo que creo que el desarrollo de la capacidad creadora en los niños debe ser uno de los objetivos primordiales en las escuelas ya que la sociedad actual es cambiante y compleja, lo que obliga a los individuos a pensar más y tomar decisiones de mayor riesgo. Por lo tanto la educación actual tiene que preparar al individuo para el cambio, para afrontar eficazmente lo desconocido, ir mas allá de la educación tan tradicionalista que tenemos.

En el año 2003, el experto en creatividad y educación Ken Robinson, Doctor en la Universidad de Londres, propuso que los sistemas escolares actuales en casi todo el mundo reprimen la creatividad y dejan poco espacio para el pensamiento divergente, al basarse en enseñar “la respuesta correcta de todas las cosas”.

Robinson menciona que es necesario que los docentes adopten un modelo de pensamiento innovador que fomente la curiosidad y la búsqueda de nuevas respuestas, y plantea un decálogo de consejos para lograrlo:

1. Asumir la creatividad como parte del aprendizaje: Cotidianamente, los docentes deberían dar un lugar de excelencia a la creatividad en el proceso de aprendizaje. Esto se puede lograr, por ejemplo, generando premios para las soluciones más creativas encontradas a diferentes problemas o exponiendo ante toda la clase los puntos de vista diferentes.

2. Pensar la creatividad como una habilidad: La creatividad no es una virtud innata, sino una habilidad que puede ser enseñada y desarrollada a lo largo de la vida. El trabajo del educador debería centrarse en encontrar maneras de fomentar su uso.

3. Crear un entorno que propicie la creatividad: Para que florezca, el pensamiento creativo tiene que ser compartido en un ambiente social de mutuo apoyo. Se recomienda crear “comunidades” de estudiantes que fomenten la creatividad para resolver problemas.

4. Tener en cuenta todos los debates y discusiones: Es común que los niños formulen preguntas por fuera del tema que se está tratando en clase. Es importante darles tiempo para plantear sus interrogantes y luego ¡responder a cada una de ellas!

5. Afirmar la libertad de expresión: El aula debe ser un lugar donde los estudiantes se sientan libres de compartir nuevas ideas.

6. Dejar espacio para los errores: Ken Robinson lo dijo mejor que nadie cuando afirmó: “Si no estás dispuesto a estar equivocado, nunca llegarás a nada original”.

7. Hacer un espacio para la creatividad: Un buen recurso puede ser diseñar algún espacio en el aula para fomentar la exploración. Por ejemplo, una mesa para dibujar o un espacio para provocar la dramatización y discusión de ideas.

8. La creatividad genera auto confianza: Todos nos apropiamos mejor del aprendizaje que auto cultivamos: los niños no escapan a esta regla. Es recomendable pensar en dinámicas para que generen proyectos propios y luego, exponer los resultados.

9. Animar la curiosidad de los estudiantes: Conviene indagar y considerar lo que es importante para los alumnos… Este será un buen punto de partida para impulsar su propio pensamiento.

10. Comprender que la creatividad es importante para el futuro de los estudiantes en el mercado laboral: El mercado laboral actual requiere que los trabajadores sean innovadores y creen sus propios puestos de trabajo, por lo que la educación escolares un gran punto de partida para desarrollar tales habilidades.

En general, me refiero a que los individuos necesitan “aprender a pensar”. En nuestros centros educativos no es frecuente encontrar como objetivo el desarrollo del pensamiento y si se encuentra este objetivo se tiende a centrar en el pensamiento convergente, (lógico-matemático), olvidando muchas veces el pensamiento divergente o creativo, si recordamos un poco de la teoría de Jean Piaget, menciona que el fin principal de la educación es formar hombres con la capacidad de hacer cosas nuevas, de crear, de inventar, y no sólo de descubrir que han hecho otras generaciones.

En conclusión, sabemos que todos en menor o mayor medida somos creativos, pero siempre podemos ir mas allá, porque es una virtud que se puede desarrollar, Este tipo de pensamiento es importante para abrir nuestra mente a diversas situaciones y solucionar problemas de manera efectiva, sobre todo en este mundo de constantes cambios, tan vertiginosos, tan impredecibles, en donde los problemas son cada día más diversos y su complejidad aumenta sistemáticamente. por eso es importante que como profesionales de la salud mental y educación, propongamos estrategias para que los niños en edades tempranas desarrollen al máximo su creatividad, estimular su curiosidad e invitarlos a analizar los problemas desde diferentes perspectivas, así como a redefinirlos de una manera más adecuada. Para que las generaciones futuras sean innovadoras, pensantes, con un espíritu creativo y emprendedor, ya que el nivel de competencia exige un pensamiento distinto que sobresalga del común.

Referencias

Goleman, D. (2009). El espíritu creativo. Barcelona.

Remo, M.(1997).Psicología de la creatividad. Barcelona, ED.Paidos

...

Descargar como  txt (10.6 Kb)   pdf (85.7 Kb)   docx (13.4 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club