Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

En la actualidad en mexico el desempleo y la pobreza es un tema alarmante para todo mexicano

Enviado por   •  30 de Agosto de 2017  •  2.513 Palabras (11 Páginas)  •  183 Visitas

Página 1 de 11

...

En América Latina, según el Informe Mundial sobre la Juventud de 2007, en 2004 entre el 18 y el 20 % de los adolescentes de entre 15 y 19 años no estudiaban ni trabajaban. En México no existe una cifra exacta sobre el número de ninis, por el contrario, existe una discusión entre diversos organismos del gobierno. Según el rector de la UNAM la cifra asciende a más de 7.5 millones de jóvenes (22 % de la población de entre 12 y 29 años, de los cuales más de 6 millones son mujeres), lo que contrasta con la cifra de menos de 300 mil jóvenes publicada por funcionarios de la SEP. Sin embargo, ambas instituciones (UNAM y SEP) están de acuerdo en que aunque sus cifras son diferentes, indican que hay una grave falta de oportunidades y aspiraciones en los jóvenes.

La crisis de la generación de los ninis se ha acentuado en los últimos años debido a que aunque las generaciones crecen en un ambiente de tecnología y democracia, tienen una gran dificultad para desarrollar un proyecto de vida y de emanciparse. Esta generación se enfrenta con condiciones laborales deterioradas: infra empleó y la no valoración de la formación educativa. Una de las razones por la que los Ni-Ni sufren de angustia es por la posibilidad de tener una calidad de vida inferior a la de sus padres.

Otra de las causas de la angustia en este grupo de personas se debe a que no le encuentran sentido a estudiar, si después de haberlo hecho les costará mucho trabajo conseguir un empleo relacionado con lo que estudiaron, por lo que deciden no hacer ninguna de las dos cosas y ocuparse su tiempo en ociosidades, lo que causa en ellos una sensación de sin sentido.

Una comparación interesante es la que hacen los sociólogos, al contrastar esta generación con las pasadas en las que si los jóvenes no estudiaban, se ponían a trabajar; sin embargo, en las generaciones de la actualidad si los jóvenes no estudian, en muchos casos tampoco trabajan. Un dato interesante es que la mayoría de miembros de esta generación forman parte de familias de clases medias y bajas.

Ninis problema mundial

Las encuestas y censos permiten cuantificar el número de jóvenes que no estudian ni trabajan. Lo hacen interrogando a los jóvenes directamente sobre ambas condiciones. Esta manera de medir el fenómeno, aunque lo simplifica, permite seguir su evolución y comparar su intensidad en diferentes latitudes. Los datos disponibles confirman que efectivamente los llamados Ninis son una realidad mundial que tiene causas, alcances e implicaciones distintas en cada país. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (ocde) estima que, en los países que la integran, alrededor de 15.2% de los jóvenes de 15 a 29 años de edad no estudia ni trabaja.12 Esta misma organización precisa que:

• Un total de 19 naciones de la ocde tiene un promedio inferior al porcentaje indicado; destacan, entre los más bajos, los casos de Dinamarca (6.6%) y Holanda (7 por ciento).

• En contraste, con valores ligeramente superiores al promedio, se ubican Francia (15.6%) y el Reino Unido (15.7%); en una posición más alejada destacan Italia (21.2%), España (22.7%) y México (24.8 por ciento).

• A su vez, Israel y Turquía alcanzan los porcentajes más elevados, con 28.7 y 39.6%, respectivamente. Es decir, México ocupa el tercer lugar entre las naciones de la OCDE según la proporción de jóvenes (hombres y mujeres) Ninis. El valor atribuido por la ocde a México es muy similar al que deriva de la ENJ (25.2%). Cuando se incluye a toda la población de 12 a 29 años (y no solo a las personas de entre 15 y 29 años, como ocurre con el estudio de la OCDE), el porcentaje desciende a 21.6%, lo que significa alrededor de 7 millones 820 mil jóvenes.

Ninis en mexico

En México hay más de 11 millones de jóvenes de entre 15 y 19 años, de los cuales alrededor de 22 por ciento no estudian ni trabajan, indicó María del Carmen Sacasa, representante residente adjunta del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México.

“De acuerdo a cifras, 37 por ciento de los jóvenes ha sufrido alguna forma de violencia escolar y 28 por ciento reporta que consume drogas cerca o dentro de la escuela; 21 por ciento tiene compañeros que ingresan armas a la escuela y 53 por ciento está en pandillas que forman parte también de sus escuelas”.

Al respecto, dijo que los y las jóvenes se encuentran cursando la educación media superior con múltiples desafíos, que van desde rápidos cambios fisiológicos, sicológicos hasta exigencias académicas, atención a nuevos procesos tecnológicos y nuevas formas de interacción social.

“Es en esta etapa de su vida que los jóvenes deben tomar decisiones que determinarán su presente y su futuro a mediano y largo plazo sin contar en muchas ocasiones con las herramientas necesarias para la construcción de una vida plena”, subraya.

Al participar en la ceremonia donde se anunció el relanzamiento y cambio del Programa Construye T, en el que se fortalecerán las capacidades de las escuelas para mejorar el ambiente y apoyar la formación integral y el desarrollo de las habilidades sociemocionales de los jóvenes, dijo que con este tipo de programas se podría dar solución a la violencia que se presenta en las aulas.

Por su parte, el subsecretario de Educación Media Superior, Rodolfo Tuirán, señaló que el país sigue siendo, desde el punto de vista demográfico, un país de jóvenes. “En él residen poco más de 31 millones de personas entre 15 y 29 años, de los cuales uno de cada cinco (6.7 millones) tiene entre 15 y 17 años de edad, es decir, la edad para asistir al bachillerato, y casi uno de cada seis formará parte de la matrícula de ese nivel educativo (alrededor de 5 millones) al iniciar el próximo ciclo escolar 2014-2015.

Manifestó que una proporción significativa de las y los estudiantes de educación media superior son objetos de violencia o acoso; “algunos consumen tabaco, alcohol e incluso drogas ilícitas, otros poseen información y medios sobre salud sexual y reproductiva pero no siempre la emplean; y a menudo muchos se sienten tristes, solos o desolados”.

En el patio central de la Secretaría de Educación Pública, Rodolfo Tuirán insistió que para prevenir las conductas de riesgos y mejorar el aprendizaje de los estudiantes, es necesario recurrir a estrategias de acompañamiento en los planteles y empoderamiento de los jóvenes.

“ El propósito de la nueva etapa del programa Construye T es, por un lado, fortalecer las capacidades de las escuelas para mejorar el ambiente escolar y,

...

Descargar como  txt (15.6 Kb)   pdf (109.8 Kb)   docx (16.8 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club