Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

"Cambios del envejecimiento que modifican los órganos de los sentidos y generan barreras de comunicación y formas de evitarlas".

Enviado por   •  11 de Febrero de 2018  •  1.880 Palabras (8 Páginas)  •  243 Visitas

Página 1 de 8

...

Los estudios acerca de la causa de la disminución de los sentidos del olfato con la edad tienen resultados controvertidos. Algunos estudios han indicado que el envejecimiento normal por sí solo produce muy poco en el olfato y que más bien los cambios pueden estar relacionados con enfermedades y otras exposiciones ambientales a lo largo de la vida. Sin importar la causa, la disminución del olfato puede reducir el interés y el placer al comer, así como algunas personas pueden descuidar su higiene personal.

Por otra parte, la nariz aumenta de tamaño por crecimiento del cartílago.

La forma de mantener el sentido del olfato activo es realizando simples ejercicios, ya que la degeneración del nervio es irreversible.

En el gusto en envejecimiento disminuye la sensibilidad para distinguir los sabores salados, dulces y ácidos, debido al deterioro de las papilas gustativas, pérdida de capacidad para distinguir los olores de los alimentos.

Los sentidos del gusto y el olfato interactúan estrechamente para ayudar a la degustación de los alimento. Uno tiene aproximadamente 9,000 papilas gustativas, las cuales son responsables principalmente de percibir los sabores dulce, salado, ácido y amargo. El olfato, y en un menor grado el gusto, también juega un papel importante en la seguridad y el disfrute.

El número de papilas gustativas disminuye, comenzando alrededor de los 40 a 50 años de edad en las mujeres y 50 a 60 años de edad en los hombres. Cada papila gustativa que queda también comienza a atrofiarse (perder masa). La sensibilidad a las cuatro sensaciones gustativas no parece disminuir hasta después de la edad de 60 años, si es que sucede. En caso de perderse la sensibilidad gustativa, generalmente se pierden primero los sabores salado y dulce y los sabores amargo y ácido permanecen un poco más de tiempo. Adicionalmente, la boca produce menos saliva a medida que se envejece. Esto causa resequedad, lo cual dificulta más la deglución.

Los estudios acerca de la causa de la disminución de los sentidos del gusto y del olfato con la edad tienen resultados controvertidos.

La augesia es la pérdida o disminución considerable del gusto se debe a condiciones que interfieren con el acceso de sustancias gustativas a los receptores de las células gustativas, a lesiones en las células o en las vías neuronales encargadas de trasportar el estímulo nervioso hasta la corteza cerebral.

La piel es el órgano relacionado con la capacidad sensorial del tacto. Los cambios que se producen en la piel pueden observarse a simple vista, como son: Aparición de arrugas, manchas, flaccidez y sequedad.

Todos esos cambios se producen como consecuencia de transformaciones internas, como son la disminución en la producción de colágeno y la pérdida de grasa subcutánea y masa muscular. Pero también pueden ser originados por deficiencias en la alimentación, por posibles enfermedades o por una excesiva exposición al sol sin la suficiente hidratación aplicada por vía tópica (cremas).

El sistema somato sensorial (el responsable de distintas sensaciones) recibe múltiples tipos de señales del cuerpo: roces, golpes, dolor, presión, temperatura y sentido de la posición de músculos y articulaciones (lo que se conoce como propiocepción). Estos distintos tipos de sensaciones se agrupan en tres vías distintas en la médula espinal y tienen distintos destinos en el cerebro para su interpretación.

Muchos estudios han mostrado que, con la edad, pueden verse afectadas las sensaciones de dolor, vibración, temperatura, presión y tacto, puede resultar más difícil distinguir sensaciones térmicas (fresco-frío, templado-caliente, etc.), lo que aumenta el riesgo de posibles lesiones como quemaduras, hipotermia o congelación. La disminución en la capacidad de detectar vibración, tacto y presión aumenta el riesgo de lesiones como úlceras por presión.

Una sensación propioceptiva disminuida puede conllevar problemas al caminar por la notan precisa capacidad de percibir la posición del cuerpo respecto del suelo. Asimismo, una reducida sensación táctil de los pies también puede contribuir a la inestabilidad postural. También puede afectarse el tacto y la motricidad fina.

Con los años suele producirse una disminución de la sensibilidad de la piel que puede conllevar que una persona mayor no sienta dolor hasta que la piel ya se haya lesionado.

Los órganos de los sentidos nos proporcionan la información vital que nos permite relacionarnos con el mundo que nos rodea de manera segura e independiente.

El deterioro de los sentidos es algo que ocurre fisiológicamente con el avance del envejecimiento de la persona. El estímulo continuo del entorno provoca un desgaste en las células que componen los diversos órganos de los sentidos, lo que se traduce en una alteración, en algunos casos irreversible, que afecta de manera directa como el ser humano percibe, interpreta e interactúa con su medio.

A partir de los 40 años comienza, por lo general, a disminuir la agudeza visual, y desde los 70 años es común tener la visión alterada, pero esto puede corregirse con lentes, operación de cataratas, etc. El oído también se ve alterado según avanzan los años, se oye menos por envejecimiento del sistema de audición, las alteraciones del olfato, gusto y tacto son de menor importancia y menos evidentes que las del oído y la vista.

Ante estas alteraciones de los sentidos, las personas adultas mayores deben aprender mecanismos para superarlas y adaptarse a los cambios.

BIBLIOGRAFÍAS

1.- Carnevali DL, Patrick M. Enfermería geriátrica 3a ed. Biblioteca Enfermería Profesional Vol. 13 Madrid: Interamericana Mcgraw-Hill. pág. 108-135

2.- Isach M. Fisiologia del envejecimiento. Modificaciones de aparatos, sistemas y organos, Manual de Geriatria Salgado 3a ed. Masson, 2002. pág. 63-76

3.-www.ujaen.es/investiga/cvi296/Gerontologia/MasterGerontologiaTema06.pdf

4.- http://es.slideshare.net/claudiapcm/el-envejecimiento-y-los-cambios-sensoriales

5.- https://nei.nih.gov/health/espanol/amd_paciente

6.- https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001010.htm

...

Descargar como  txt (12.4 Kb)   pdf (57.2 Kb)   docx (16.6 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club