Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

EL DESARROLLO MOTOR Y SU IMPORTANCIA EN EL DESARROLLO DEL NIÑO

Enviado por   •  3 de Mayo de 2018  •  3.478 Palabras (14 Páginas)  •  76 Visitas

Página 1 de 14

...

DESPLAZAMIENTO

Reptar y gatear

Bipedestación y marcha

Recién nacido

Son capaces de moverse volteando.

Pueden estar boca arriba y elevar las nalgas e ir progresando.

El reflejo de deambulación desaparece, salvo con el cuello extendido.

2 meses

Mantiene la cabeza recta momentáneamente, si se le coloca de pie. Pero le flaquean las caderas y las rodillas.

6 meses

Aprende a reptar, levantando ligeramente el abdomen e impulsándose con brazos y piernas.

Puede soportar todo su peso si el adulto le ayuda a mantener el equilibrio.

9 meses

Gatea con dos puntos de apoyo (palmas de las manos con brazos estirados y las rodillas – cabeza erguida)

Permanece de pie con agarre y puede levantarse, pero no puede volver a sentarse solo.

11 meses

Perfeccionamiento del gateo.

Puede mantenerse de pie solo durante unos segundos. Comienza a levantar un pie del suelo.

1 año

Anda agarrado a los muebles.

13–14 meses

Anda sin ayuda con una base amplia y con pasos desiguales en cuanto a longitud y dirección, normalmente con los hombros abducidos y los codos flexionados.

15 meses

Trepa por las escaleras y puede ponerse de pie sin ayuda.

18 meses

Camina de lado y hacia atrás. Puede subir y bajar las escaleras sin ayuda y tira de un muñeco o juguete con ruedas.

2 años

Puede coger un objeto del suelo sin caerse, puede correr y andar hacia atrás. Sube y baja las escaleras apoyando los dos pies en cada escalón.

3 años

Puede permanecer de pie durante unos segundos sobre una pierna. Sube escaleras apoyando un pie en cada escalón y las baja apoyando dos. Puede conducir un cilindro.

PRENSIÓN

0 – 3 meses

El reflejo de prensión primario desaparece. Al mes, las manos suelen estar cerradas en el segundo y tercer mes abrirá cada vez más tiempo las manos. Comienza a observar un objeto como si fuera a cogerlo, lo sujetará si está en su mano.

4 meses

Prensión voluntaria. Descubre su mano y comienza la coordinación óculo – manual. Trata de alcanzar objetos, pero falta precisión y muchas veces no lo consigue. Lo que agarra se lo lleva a la boca (coordinación buco – manual)

5 – 6 meses

Se perfeccionan las coordinaciones, coge objetos y se los lleva, sin error a la boca. Presión palmar, presión global e imprecisa. La operación de soltar es involuntaria, cuando quiere algo mueve el brazo desde el hombro. Se pasa objetos de una mano a otra y, como ya puede masticar, es capaz de comerse solo una galleta. Todo se lo lleva a la boca.

7 – 8 meses

Precisión con pinza inferior, utilizando todavía el apoyo de la palma de la mano y apretando con más fuerza. Cuando tiene un objeto y le ofrecemos otro, no lo tira, sino que se lo pasa a la otra mano para poder agarrar ambos. La operación de soltar se vuelve más voluntaria.

9 – 11 meses

Comienza a usar la pinza superior o fina, le permite coger pequeños objetos. Puede ayudarse con los otros dedos, pero ya no usa la palma de la mano.

12–13 meses

Perfecciona la pinza superior, ya no se ayuda con otros dedos. Deja de llevarse cosas a la boca.

15 meses

Mete bolitas en agujeros, pasa las páginas de un libro, construye torres pequeñas y sujeta la cuchara. Puede coger una taza, beber con ella y volver a colocarla en el mismo sitio sin derramar demasiado.

18 meses

Pasa dos o tres hojas de un libro a la vez. Se lleva bien la cuchara a la boca. Se puede quitar la ropa que no lleve botones o cremalleras.

2 años

Pasa las hojas de un libro de una en una. Coopera en el vestido y en el desvestido. Se lava y se seca la cara. A los dos años y medio puede ensarta cuentas.

3 años

Puede abrocharse los botones, vestirse y desnudarse.

MOTRICIDAD GRÁFICA

18 meses

Aparecen las primeras manifestaciones. Ya es capaz de coger un objeto (lápiz o pintura) y realiza trazos en forma de garabatos. Movimiento impulsivo sin control, se mueve todo el brazo y no hay coordinación visual y manual.

20 meses

Entra en juego la articulación del codo, y como resultado aparece un garabato de vaivén denominado barrido. El niño aun no observa lo que hace. Posteriormente el garabato se hace circular.

2 años

Existe un mayor control de la muñeca y del movimiento de pinza. El niño es capaz de hacer trazos independientes. Interesa sobre todo el placer que obtiene en el movimiento. Aun no tiene coordinación óculo – manual.

3 años

Se empieza a establecer la coordinación óculo – manual y entra en juego la percepción. El niño ya mira lo que dibuja, y trata de controlar o dirigir el movimiento de la mano. Se observa un mayor interés y atención en sus producciones:

- Empieza respetar los límites del espacio (no se sale)

-

...

Descargar como  txt (23.4 Kb)   pdf (77.8 Kb)   docx (29.2 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club