Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

SISTEMA INTEGRAL PARA RECOLECCIÓN DE AGUA Y PARA USO DOMÉSTICO: VATTEN®

Enviado por   •  21 de Octubre de 2017  •  5.174 Palabras (21 Páginas)  •  164 Visitas

Página 1 de 21

...

Adicionalmente, la Cámara Colombiana de la Construcción (CAMACOL) y el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos (ONU-Hábitat) unen fuerzas para afianzar los programas de responsabilidad social empresarial de la actividad edificadora y promover alianzas público privadas encaminadas a fortalecer la participación de las empresas en la construcción de ciudades sostenibles, equitativas e incluyentes, con especial atención en la transición hacia el post-conflicto, la reconciliación nacional y el fortalecimiento de la agenda de Colombia en los escenarios internacionales de cara a Hábitat III (Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible que se celebrará en Quito en 2016)

También está en marcha el programa “Comunidad Somos Todos” de CAMACOL, dirigido a generar impacto positivo en la calidad de vida de las comunidades, a partir de la asesoría a las empresas de construcción en el acompañamiento comunitario para la orientación en la convivencia, la apropiación y el uso de la vivienda, apoyando la generación de capacidades de auto-organización y sostenibilidad en los proyectos de vivienda con subsidio pleno, lo cual aporta en la construcción de tejido social.

[pic 3]

Gráfica No. 1. Necesidad habitacional en Colombia

“Las empresas de construcción reconocen que por medio del programa han recibido herramientas metodológicas que han fortalecido la labor que desarrollan, muestra de ello es el establecimiento de comunidades mejor informadas, integradas y participativas, capaces de reconocer el uso apropiado de sus viviendas, zonas comunes y las formas de organización propicias para la administración de la copropiedad y la solución pacifica de los conflictos”, dice la presidente de CAMACOL, Sandra Forero Ramírez.

En el marco de todo lo expuesto anteriormente, se seleccionan dos departamentos, que en nuestro concepto, presentan una gran oportunidad para aportar en temas relacionados con la cadena de valor de la construcción de vivienda de interés social en Colombia. Estos son el Valle del Cauca y Chocó.

A continuación se observan algunas de las sus características macro.

El Valle del Cauca

[pic 4]

El Valle del Cauca ha sido una de las regiones con mayor incidencia en la ejecución de los programas de vivienda social impulsados por el Gobierno Nacional. En este segmento, las ventas crecieron 87%, significando 13.264 unidades en los últimos 12 meses a enero de 2015.

Se trata de un desempeño que se refleja en los más importantes indicadores relacionados con la actividad edificadora, como el empleo que en la ciudad de Cali evidenció un incremento de 12,2% respecto del mismo periodo del año anterior, según cifras del DANE.

Así mismo sucedió con los despachos de cemento en el departamento, donde se presentó una variación positiva del 5% en los últimos doce meses a enero de 2015, alcanzando un volumen de 930.182 toneladas. Para la presidente de Camacol, Sandra Forero Ramírez, “las cifras son evidencia no solo de la confianza de los hogares en el sector, sino de la efectividad de los instrumentos que permiten la adquisición de las viviendas, es decir el crédito y los subsidios”, sostuvo en el marco de la XVII Asamblea de Afiliados de Camacol Regional Valle.

Lo cierto es que según las cifras de Coordenada Urbana, en los últimos doce meses a enero de 2015, el sector residencial mostró un comportamiento favorable en el que los lanzamientos registraron un crecimiento de 62,6%, cifra que fue jalonada por el segmento VIS que creció 130,6% al alcanzar 12.753 unidades. De igual forma, las iniciaciones aumentaron 61,5% jalonadas por el segmento de vivienda social cuyo incremento fue del 106,6%, alcanzando las 11.476 unidades.

La Ejecutiva del Gremio vislumbra un año igualmente positivo, atribuido a la continuidad de los estímulos del Gobierno Nacional orientados a la adquisición de la vivienda, que cuentan ahora con el programa “Mi Casa Ya”, al que podrían aplicar solamente en Cali 141.336 hogares que no tienen vivienda propia y que perciben ingresos entre dos y cuatro salarios mínimos (19,6% del total de hogares). Además hay 247.365 hogares que ganan menos de dos salarios mínimos y no son propietarios de vivienda, es decir 34,3% del total de hogares en Cali, que podrían ser potenciales demandantes de VIP o VIPA.

“Esperamos un 2015 en el que la actividad edificadora del país se consolide como un motor de la economía y el desarrollo regional, creciendo 9,7% en el escenario más optimista, en el que claramente se dependerá del impacto de los programas de vivienda social”, concluye Sandra Forero Ramírez.

El Chocó.

[pic 5]

En concreto, el gobierno nacional anunció que apoyarán financieramente en este año 16 proyectos con 109 mil millones de pesos para la construcción de 4.600 viviendas de interés social para desplazados y damnificados por la ola invernal, distribuidos así: 2.500 viviendas en Quibdó y 2.100 en el resto de municipios.

El subsidio para vivienda de familias desplazadas es de 25 millones de pesos y de 22 millones de pesos para familias afectadas por la ola invernal.

Este sería la meta para 2012, en la perspectiva de llegar a 20.000 viviendas en el Chocó para el 2017,

Sin embargo se requiere que los alcaldes habiliten terrenos con servicios de acueducto y alcantarillado y que formulen los respectivos proyectos.

"El déficit habitacional en el Chocó es de más de 80 mil viviendas y en Quibdó es de más de 23 mil", dijo el gobierno.

"Es muy difícil conseguir en Quibdó terrenos para proyectos masivos de vivienda que tengan servicios de acueducto y alcantarillado. El gobierno nacional debe flexibilizar esos requisitos adaptando los proyectos a las condiciones locales, es decir, viviendas con tanques para recoger agua lluvia y con pozos sépticos. De lo contrario, no tendremos nada en vivienda", dijo un ingeniero chocoano.

En el Chocó el déficit habitacional es de más de 80 mil viviendas y en Quibdó es de más de 23 mil, problemática agudizada por las inundaciones generadas por la falta de mantenimiento y dragado de los ríos, por el desplazamiento y los estragos de la ola invernal.

Precipitaciones

...

Descargar como  txt (34.1 Kb)   pdf (181.9 Kb)   docx (28.2 Kb)  
Leer 20 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club