Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Literatura Mexicana e Iberoaméricana. El modernismo

Enviado por   •  25 de Agosto de 2017  •  2.352 Palabras (10 Páginas)  •  301 Visitas

Página 1 de 10

...

Recibió innumerables honores y distinciones, y murió en 1952, en pleno trabajo literario, cuando aún no terminaban las celebraciones por sus 80 años.

2.6 OBRA:

La obra de González Martínez floreció después de 1910, cuando estaba en la plenitud de su realización como poeta. En su obra es patente la intención modernista de someter la forma a los modelos parnasianos entonces en boga, sin embargo recurrió a una lírica más personal en la que exhibe emociones y pensamientos.

Con esto nos hace una invitación a explorar un nuevo mundo en donde predomine la sabiduría y salgamos de lo cotidiano en donde todo funciona de una manera monótona, lo cual lo llevó a innovar con nuevos temas. En su libro “Los senderos Ocultos” escribió un sonetos titulado “Tuércele el cuello al cisne” en donde adopta al búho como un símbolo de sabiduría que se opone con el significado del cisne representando a una poesía superficial.

- FIN DEL MODERNISMO CON ENRIQUE GONZÁLEZ MARTÍNEZ

Enrique González escribió un poema titulado “tuércele el cuello al cisne”, con el cual se da fin al modernismo porque hace un enfrentamiento entre el búho que simboliza la sabiduría y el cisne que simboliza la poesía superficial, y al decir –“tuércele el cuello al cisne” hace como invitación a terminar con toda la esencia del modernismo.

- MARCO TEORICO

3.1 En éste apartado haré un análisis general de los poemas de Enrique González Martínez.

- A veces una hoja des prendida

A veces una hoja desprendida

de lo alto de los árboles, un lloro

de las ninfas que pasan un sonoro

trino de ruiseñor, turban mi vida.

Vuelven a mí medrosos y lejanos

suaves deliquios, éxtasis supremos;

aquella estrella y yo nos conocemos,

ese árbol, esa flor son mis hermanos.

En el abismo del dolor penetra

mi espíritu, bucea, va hasta el fondo,

y es como un libro misterioso y hondo

en que puedo leer letra por letra.

Un ambiente sutil un aura triste

hacen correr mi silencioso llanto,

y soy como una nota de ese canto

doloroso de todo lo que existe.

Me cercan en bandada los delirios…

¿Es alucinación…, locura acaso?

Me saludan las nubes a su paso

y me besan las almas de los lirios.

¡Divina comunión!… Por un instante

son mis sentidos de agudeza rara…

Ya sé lo que murmuras, fuente clara;

ya sé lo que me dices, brisa errante.

De todo me liberto y me desligo

a vivir nueva vida, de tal modo,

que yo no sé si me difundo en todo

o todo me penetra y va conmigo.

Mas todo huye de mí y el alma vuela

con torpes alas por un aura fría,

en una inconsolable lejanía,

por una soledad que espanta y hiela.

Por eso en mis ahogos de tristeza,

mientras duermen en calma mis sentidos,

tendiendo a tus palabras mis oídos

tiemblo a cada rumor, naturaleza;

y a veces una hoja desprendida

de lo alto de los árboles, un lloro

de las linfas que pasan, un sonoro

trino de ruiseñor, turban mi vida.

- Mar eterno

El mar por tantas horas ha mecidosueños y ensueños de mi vida errante,que aun corto, tus espumas navegantede noche azul en piélago de olvido.

Marinero de insomnios perseguido_perdido el rumbo, prófugo al instante__cual mascarón de proa voy delante,esclavo de los ojos y el oído.

Del mar me cuenta el caracol sonoro,el dejo de su sal gusto en el lloro,el canto de sus ondas me despierta;

y vuelve a ver mi náufraga fortuna,nuestras dos almas que juntó la lunaen la isla fantástica y desierta.

- Dolor

Mi abismo se llenó de su mirada,y se fundió en mi ser, y fué tan mía,que dudo si este aliento de agoníaes vida aún o muerte alucinada.

Llegó el Arcángel, descargó la espadasobre el doble laurel que florecíaen el sellado huerto... Y aquel díavolvió la sombra y regresé a mi nada.

Creí que el mundo, ante el humano asombro,iba a caer envuelto en el escombrode la ruina total del firmamento...

¡Mas vi la tierra en paz, en paz la altura,sereno el campo, la corriente pura,el monte azul y sosegado el viento!...

- Escala de Ausencia

La vida me la dio; la misma vida

me la arrancó…Bendigo aquella mano

propicia al don, y el insondable arcano

que me roba dádiva ofrecida.

La vida me la dio… Llegó vestida

de azul de luna a mi cubil profano;

trocó en plegaria mi lamento humano,

y en templo la humanidad de mi guarida

En

...

Descargar como  txt (15.4 Kb)   pdf (111.8 Kb)   docx (19.7 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club