Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Counseling - Consultoría psicológica 2 año

Enviado por   •  15 de Noviembre de 2022  •  Resúmenes  •  12.530 Palabras (51 Páginas)  •  41 Visitas

Página 1 de 51

CONSULTORIA PSICOLÓGICA II

Texto 2: “Los tres pilares”

El proceso personal en el Counselor (Manuel Artiles-Mirta DeLuca)

  1. El proceso personal en el Counselor. Desarrolle 

El término proceso personal tiene como primera instancia al counselor o psicoterapeuta. Dicho de otra manera, por Rogers, “el proceso de convertirse en persona”.

Cuando se habla de proceso, se habla de devenir que comienza en nuestra primera infancia y jamás concluye (salvo por la muerte). Es necesario el planteo rogeriano del “funcionamiento óptimo” del counselor, es decir, la auto integración, la capacidad empática espontánea, la actitud alocéntrica, la sensibilidad hacia los otros y la apertura al propio “experiencing”.

Esta profesión de ayuda tiene como exigencia que el counselor haga la experiencia de sí mismo a través de un proceso personal, poniéndose en juego así la responsabilidad del profesional y la autenticidad existencial, es decir, el compromiso de ser uno mismo para sí y para el otro.

  1. ¿Cuál es el “presupuesto básico en el Counselor”?

El presupuesto básico en el counselor es ser persona. Compromete la vida del individuo en distintos planos y uno de ellos es el existencial, caracterizado por las actitudes por medio de las cuales la persona se liga a valores estimados como dadores de sentido al curso de su propio vivir.

La responsabilidad de esta profesión de ayuda supone insoslayables elementos de madurez y de desarrollo humano en el counselor, ciertas condiciones ya realizadas o en avanzada vía de realización.

  1. ¿Qué es la supervisión?

La supervisión se trata de una visión en perspectiva, a una distancia tempero-espacial para favorecer el proceso de verse a sí mismo en el vínculo con otro, consultante, grupo o institución. Es decir, se produce una tercera posición de una mirada más abarcativa que permite percibir cuestiones referidas al campo que se ha estructurado:

  • Aspectos relacionados con el consultante, el counselor, el vínculo, el encuadre, los objeticos de la consulta.
  • La conceptualización de la experiencia

En este espacio, el counselor se siente en libertad de explorar sus sentimientos, de recuperar su propia autoridad, de conocerse a sí mismo y ganar autonomía para el desarrollo de su tarea. Esta visión es fundamental para trabajar ya que son las actitudes las que producen el cambio en una relación de ayuda.

  1. ¿Qué implica el espacio de aprendizaje múltiple?

Una de las cosas que implica este espacio en perspectiva es un espacio de aprendizaje múltiple, que consiste en:

  1. Revisar la comprensión alcanzada respecto del marco de referencia interno del consultante.
  2. Revisar conceptos teóricos, articulados con la experiencia.
  3. Constituir un espacio de capacitación permanente.
  4. Promover el mejoramiento de habilidades de comunicación y el entrenamiento en asertividad.
  1. ¿Por qué representa una oportunidad de autoconocimiento? ¿Cuáles son las situaciones más frecuentes que se presentan en supervisión?

El counselor necesita ampliar su conciencia acerca de sus creencias, pensamientos y emociones, ya que la mente establece fronteras que determinan y limitan nuestra percepción.

Se presentan distintas situaciones con mayor frecuencia:

  1. Momentos de “identificación”: el counselor se mimetiza con el consultante y pierde perspectiva.
  2. Revisión de patrones vinculares: los que se constituyen en obstáculos para la validación incondicional de la experiencia del consultante.
  3. Revisión del sistema de creencias y valores personales del counselor: nuestro campo perceptual se estructura sobre como vemos el mundo y nuestro sistema de valores y creencias.
  4. Necesidad de recobrar la confianza en sí mismo y en el proceso
  5. Análisis del proceso y evolución del vínculo

  1. Un análisis del proceso y revisión del vínculo: desarrolle.

En el espacio de supervisión se ve en perspectiva particularmente a la dinámica especial del vínculo, a la relación única e irrepetible, dando lugar a las siguientes preguntas: “qué sentido está teniendo el encuentro”, “para qué ocurre”, “cómo está transcurriendo este tiempo compartido”.

  1. ¿Cuáles son las posibles modalidades de supervisión?
  • Grupal
  • Individual
  • Covision / intervision

Texto 3: “Qué integración y qué límites ha de existir entre el ser personal y el ser profesional de un counselor?” (Litchmann)

El recurso profesional más valioso de un counselor que trabaja en el ECP es la expresión de su ser personal, es decir, de cualidades que no son manifestadas para satisfacer los requisitos de un rol profesional, sino que son genuinamente sentidas en su relación con el consultante.

Para poder acompañar a otra persona, es necesario que uno esté dispuesto a explorar lo desconocido y lo inesperado, no solo en el otro sino en uno mismo. El profesionalismo no consiste en no tener dicha dificultad sino en estar atento para reconocer a la misma y trabajarlo en un espacio de supervisión o desarrollo personal. Es esencial la voluntad de moverse hacia niveles más profundos de auto conocimiento y percepción, por más difícil, doloroso o inesperado que sea dicho proceso.

Existe también un límite claro entre lo personal y lo profesional del counselor, como las “necesidades del counselor”. Es esencial que se reflexione sobre cuáles son sus necesidades personales, sobre qué espacios en su vida está corrientemente usando para satisfacerlas y cuán ética y profesionalmente apropiado considera que eso sea así.

Texto 4: “El uso del sí mismo del counselor” (Dave Mearns y Brian Thorne)

  1. ¿A qué se refieren Mearns & Thorne al plantear el Counseling como una disciplina rigurosa?

El counselor centrado en la personal no puede refugiarse en sus habilidades de diagnóstico o en la aplicación de una serie de técnicas terapéuticas, ni del manto de experto. No debe erigir barreras que impidan el desarrollo de la intimidad. Cada encuentro es un desafío a la habilidad del counselor para ofrecerse como alguien dispuesto a entrar en profundidad relacional y que no tiene miedo de llegar a un nivel de compromiso en el cual el consultante puede enfrentar dolores ocultos y arriesgarse a nuevas maneras de ser. A la vez, el counselor no puede ofrecer a su consultante la relación necesaria a menos que esté convencido de que merece la misma consideración positiva incondicional, y la misma comprensión empática que desea que experimente su consultante.

...

Descargar como  txt (79.1 Kb)   pdf (1.2 Mb)   docx (1 Mb)  
Leer 50 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club