Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Ensayo del libro "Arte de la Guerra" enfocado a Sociología

Enviado por   •  20 de Septiembre de 2017  •  3.873 Palabras (16 Páginas)  •  100 Visitas

Página 1 de 16

...

Tu Mu: “…El Gran Duque aseveró: ‘El que destaca en la resolución de los problemas, los soluciona antes de que se presenten. Quien sobresale en los triunfos sobre sus enemigos, sale victorioso antes de que las advertencias de éstos se hagan realidad.’” (p. 26). En esta manera de pensar no dan la clara idea de que hacer que una persona del enemigo se alíe a nosotros es mejor que asesinarla o estropear los planes del contrincante antes de que él los efectúe; entonces entendemos que debemos de actuar de una manera perspicaz y anticipada así llevaremos un poco más de ventaja. Cuando sabes manejar esto, cosas increíbles pueden llegar a pasar. Sun Tzu dice: “Tu propósito es tomar intacto ‘Todo lo que se encuentra debajo del cielo’. Tus soldados estarán frescos y tu triunfo será total. Ésta es la clave de la estrategia ofensiva.” (p. 28).

Antes de realizar algo es necesario comparar, saber que es con lo que se cuenta, y ver que es a lo que se va a enfrentar, tratar de conseguir la mayor información posible sobre el enemigo, así evaluar las posibilidades del triunfo.

Ch’en Hao dice: “Conforma un ejército ganador y espera el momento en que el adversario sea vulnerable.” (p. 32).

Por más inteligentes, fuertes, capaces que seamos, esto no nos asegura que nuestro rival será débil, tal vez puede rebasarnos y ser aún más poderoso, etc. “Nuestra invencibilidad depende de nosotros, la vulnerabilidad del adversario, de éste” (Sun Tzu, p. 36).

“Si vences a tu adversario sin realizar ninguna lucha, ¿Quién difundirá tu valor?” (Ho Yen Hsi, p. 38); entonces se entiende que es en vano aceptar un triunfo cuando en realidad no se ha hecho ningún trabajo, cuanto este triunfo es regalado, entonces no es un verdadero triunfo.

Algo importante es la organización, ésta puede ser de todo tipo, como de material, de personal, hasta emocional. Para tener una buena organización cuando se maneja un grupo de personas es necesario comprender la manera de pensar, las creencias, y cada elemento que los hace actuar, y también se tienen que conocer lo que sienten; los sentimientos son los que decidirán si avanzar, arriesgar o simplemente abandonar. Por eso es de vital importancia conocer a las personas con las que emprenderás tu trabajo y así saber mantenerlos tranquilos y que se ofrezcan a tu disposición. Además, dependiendo de las personas y de la capacidad propia se crearán las estrategias, así tendrán mayor probabilidad de éxito pues han sido echas de acuerdo a las virtudes de todos. “El valiente sabe atacar; el juicioso, defenderse; el sabio, aconsejar. No se desaprovechan las virtudes de nadie.” (Li Ch’uang, p. 45).

Cuando se quiere enfrentar a algún problema, se debe analizar primeramente, contra quien hay que hacerlo; muchas veces cometemos el error de arriesgarnos sin saber cómo es la persona, o a lo que nos vamos a enfrentar, no tomamos en cuenta de donde proviene, por qué se formó de esa manera; tal vez no sabemos nada, esto nos dará de resultado más probable, la derrota, porque se actuará con miedo, sin seguridad y de alguna manera sin un plan bien establecido. A lo que Sun Tzu dijo: “Por lo general, quien ocupa antes que nadie el terreno y espera al adversario cuenta con la posición más provechosa; quien llega después y se precipita a la batalla, estará debilitado.” (p. 50).

Cuando se haya planeado algún enfrentamiento, será cuestión de investigaciones; se tendrá que estudiar los pasos del enemigo, sus movimientos, la información con la que él cuenta, y si es posible, investigar el plan que está creando para atacarte, de esta manera se podrá contra atacar de una manera casi perfecta. “Averigua, pues, los planes del enemigo y sabrás que estrategia será eficaz y cuál no.”, “Agítalo y descubre el esquema general de todos sus movimientos.”, “Ponlo a prueba y descúbrelos sectores en donde es fuerte y en los que es débil.” (Sun Tzu, p. 54).

La visión que se tenga ante los problemas es necesario que sea diferente, que se tomen en cuenta las diferentes perspectivas, porque de ésta manera se logrará observar algo que tal vez otra persona no vio, y así utilizarlo a favor propio. “Nada es difícil en el arte de la maniobra. La dificultad en éste ámbito consiste en convertir una ruta tortuosa en el camino más directo y en transformar la mala suerte en ventaja” (Sun Tzu, p. 56).

Mei Yao Ch’en: “El pez que ansía la carnada muerde el anzuelo; los batallones que ansían la carnada serán derrotados” (p. 63). Se debe de actuar de una manera sigilosa y atenta, nunca se sabe quién podría tender trampas de la forma en que menos se esperaba.

Chang Yu: “El rey Fu Ch’ai ha asegurado: ‘Si conoces la conducta que debes seguir, actúa; no esperes que te den instrucciones’”. (p. 67). Existirán momentos en los que seguramente no se sabrá que hacer, y donde quien te dice, no se encuentre presente, pero por la experiencia e inteligencia, se deberá actuar sin consultar, pues puede que sea un movimiento donde no haya tiempo para esperar.

Tu Mu: “Si deseo lograr una ventaja sobre el adversario no debo considerar únicamente la ventaja esperada, sino que, en primer lugar, debo analizar que probabilidades tiene de vencerme si actúo de esa manera.” (p. 68). Como se hizo mención en párrafos anteriores, la mayor parte sobre obtener una victoria se consigue analizando, creando estrategias, y llevándolas a cabo de una manera inteligente.

Después de haber llevado a cabo un paso o el principio de un plan, o de haber enfrentado a algún enemigo, lo siguiente que se debe realizar es posicionarse en un lugar de poco riesgo, donde el enemigo no pueda utilizar el terreno, las condiciones climáticas, tu cansancio o agotamiento a su favor, pero al momento de batallar también se tiene que considerar no gastar demasiada energía ni tantos materiales. “Combate cuesta abajo, nunca subas para atacar.”, “Luego de que hayas cruzado un río debes alejarte un poco” (Sun Tzu, p. 72).

Se tiene que tomar en cuenta la posición en que se encuentra el enemigo así como la propia.

Hay veces en las que el adversario se comunica e intenta mostrar debilidad, o busca una tregua, pero se debe de identificar cuando es real o cuando quiere tender una trampa, en ese momento se deberá analizar a fondo las palabras del enemigo así como sus actitudes, en base a ellas, actuar, pero la mejor solución para todos los casos es no bajar la guardia, uno nunca sabe con lo que se pueda encontrar.

Sun Tzu dice: “Es suficiente con evaluar correctamente la situación del adversario y concentrar

...

Descargar como  txt (22.9 Kb)   pdf (137.9 Kb)   docx (19.1 Kb)  
Leer 15 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club