Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Globalización y Desarrollo Local. Análisis conceptual y experiencias diversas de procesos globales y locales

Enviado por   •  1 de Octubre de 2017  •  5.446 Palabras (22 Páginas)  •  230 Visitas

Página 1 de 22

...

Una comunidad se desarrolla cuando convierte en dinámicas sus potencialidades. Para ello es necesario reunir varios factores, tales como: un cierto nivel educativo de la población; la existencia de personas en condiciones de tomar iniciativas, asumir responsabilidades y emprender nuevos negocios; la decisión del poder local y de otros niveles de gobierno de apostar por un camino de cambios; y la participación de la sociedad (de Franco, 2000).

La capacidad de atraer inversiones externas, necesarias para desarrollar plenamente las potencialidades locales, va a depender de los factores mencionados anteriormente. Para volver dinámica una potencialidad es preciso identificar la vocación y descubrir las ventajas de una localidad en relación con las demás.

Un ejemplo es la promoción de las capacidades locales para programar y conducir sus procesos de desarrollo, que se derivan de la experiencia de las ADEL, promovidas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Los gobiernos, por su parte, también van cambiando su manera tradicional de abordar el problema, incorporando en sus estrategias y en sus programas ideas de descentralización, articulación, convergencia y fortalecimiento de determinadas asociaciones locales, asumiendo las necesidades de competitividad del empresariado y de participación de la sociedad civil.

En la promoción del desarrollo local existe, también, el riesgo de crear “islotes de modernidad exportadora en océanos de pobreza”, mediante programas dirigidos a dualizar las regiones urbanas que se ven reflejadas en el crecimiento económico pero con altas tasas de desempleo, pobreza y marginación social; es decir, un crecimiento local sin desarrollo humano, sin sustentabilidad (Coraggio, 1997: 210).

La idea de un desarrollo endógeno moderno debe ser congruente con un alto grado de desarrollo humano, basándose en la implementación de políticas de fortalecimiento y calificación de las estructuras internas, en busca de la consolidación de un desarrollo originado localmente, dentro de la perspectiva de una economía abierta.

En esa perspectiva, la política de desarrollo local se presenta como una respuesta a los desafíos de la globalización que cumple una función relevante en los procesos de ajuste productivo. Además, es un instrumento que se propone integrar los diversos tipos de acciones de forma cada vez más ajustada a las necesidades de los sistemas productivos y a la demanda de las empresas (Vázquez-Barquero, 2000).

3. Desarrollo local y globalización

Promover el desarrollo local es una idea antigua, que ahora se ve reforzada, paradójicamente, por el proceso de globalización en curso, la cual va creando necesidades de formación de identidades y, en consecuencia, de diferenciación de sectores y de localidades.

Para muchos analistas la globalización no es un fenómeno nuevo y está asociada al propio desarrollo del sistema capitalista. Pero el uso generalizado y el debate cotidiano en diversos espacios han hecho de la globalización un término de moda, cuyo verdadero significado es desconocido por mucha gente. Contrario a un tratamiento científico, la globalización se ha convertido en un fetiche, pues describe “un poder oculto que agita al mundo, que determina toda nuestra vida y que nos domina cada vez más” (Hirsch, 1996: 84)

La polémica sobre la globalización ha saltado a la actualidad, en buena medida a raíz de las protestas sociales en los últimos años, las cuales tuvieron su inicio en el marco de la cumbre de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en Seattle. Tales manifestaciones son un símbolo de la crisis de un modelo.

Buen número de ONGs comprometidas en la lucha contra la pobreza y la exclusión están jugando un papel importante en ese proceso de respuesta a los aspectos más negativos de la globalización. Para la mayor parte de las ONGs, la globalización es un dato más que un enemigo. Este movimiento se define por una globalización alternativa en vez de antiglobalización, opuesta a la globalización neoliberal.

Mientras que en los años setenta lo local fue un problema marginal, en los años noventa se convirtió en un debate central sobre las alternativas de desarrollo y, además, se volvió en foco de atención para las empresas transnacionales, virtuales, nacionales y locales.

Los procesos de globalización e integración económica se caracterizan principalmente por la apertura de la economía y el crecimiento de los intercambios, en el ámbito planetario. Para ajustarse a los desafíos de la competencia en la economía global, los sistemas de organización de la producción se han hecho más flexibles, desarrollándose los sistemas de empresas locales y adaptando la organización de las grandes empresas a las nuevas condiciones de mercado.

El rasgo característico, en la forma actual de globalización se observa en la internacionalización de los mercados de la producción vinculada a la información y a la utilización de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, una economía global no es idéntica a una economía mundial, si tomamos en cuenta que la mayor parte de la gente no trabaja en empresas globales, ni siquiera en empresas relacionadas con procesos globales (Castells, 2003: 2); dicho de otra forma, no toda la actividad económica o cultural es global, pues la mayoría de esta actividad se desarrolla en el ámbito local y regional, pero las actividades estratégicamente dominantes están organizadas en redes globales de decisión e intercambio, desde los mercados financieros a los mensajes audiovisuales (Borja y Castells, 1997: 21).

También, otros investigadores rechazan la idea de considerar a la mayor parte de las relaciones sociales determinadas por procesos globales y dominados por las incontrolables fuerzas del mercado (Aguilar Monteverde, 2002: 137).

No obstante, se puede observar cómo en el proceso de las transformaciones globales se han eliminado los límites a la globalización, pero, a la vez, surgen nuevos límites para las alternativas políticas a la globalización neoliberal, expresadas en diversos movimientos opuestos a ésta y con influencia en el espacio global (Altvater et al, 2002).

Así, desde la segunda mitad de los noventa, la resistencia a la globalización neoliberal comenzó de nuevo a activarse como resultado de las crisis económicas o financieras. Los informes de distintas agencias de las Naciones Unidas, en claro contraste con los emanados por FMI, Banco Mundial, OMC o la OCDE, y las diferentes cumbres sobre el medio ambiente, la situación de las mujeres y la pobreza mostraron un diagnóstico alarmante.

El

...

Descargar como  txt (37 Kb)   pdf (189.2 Kb)   docx (27.8 Kb)  
Leer 21 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club