Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Sociologia Un género multifacético

Enviado por   •  6 de Diciembre de 2018  •  2.427 Palabras (10 Páginas)  •  1 Visitas

Página 1 de 10

...

Sarlo, Beatriz (1988). Una modernidad periférica: Buenos Aires 1920 y 1930. Buenos Aires: Nueva Visión.

Las vanguardias lationamericanas[pic 5]

El primer Borges, aquel que vivió en Europa desde 1914 hasta 1921 y que se sintió muy afectado por la Primera Guerra Mundial, se compromete con la estética expresionista y se sumerge en la obsesión vanguardista por la nueva metáfora. El regreso a Buenos Aires le hace descubrir la ciudad natal, su lenguaje y sus tradiciones. Aparece entonces un segundo Borges empeñado en negar al primero y en reafirmar sus orígenes, como queda claro en uss primero libros de poemas –Fervor de buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925) y Cuaderno de San Martín (1929)- y en el libro de ensayos Evaristo Carriego (1930).

Schwartz, Jorge (2002). Las vanguardias latinoamericanas. Textos programáticos y críticos. México: Fondo de Cultura Económica.

Como puede verse, en el primer fragmento ensayístico, la autora se hace presente en el texto y sus afirmaciones tienen un tono más subjetivo que parece dialogar con el lector. El uso de la primera persona singular (“vi”) en el comienzo del fragmento comparte con el lector un argumento basado en cierta experiencia frente a los cuadros de Xul Solar. En el segundo fragmento, en cambio, el autor no se muestra y presenta el tema para sus lectores sin incluirlos. En este caso, el foco no va del ensayista al objeto sino que se centra inmediatamente en Borges y su historia.

La dimensión polémica del ensayo

Si bien hay ensayos que se escriben como ejercicio de reflexión personal o con la intención de informar o exponer ideas sobre un tema, muchos ensayos se escriben con la intención de modificar las opiniones de los lectores. Estos últimos presentan confrontaciones con otros puntos de vista sobre el tema o con otros autores. También el ensayista suele prever la posibilidad de que algunos lectores estén en desacuerdo con sus ideas y lo tiene en cuenta en su argumentación dando respuesta a posibles objeciones a su tesis. En relación con la confrontación de opiniones opuestas o la necesidad de refutar ideas contrarias o defender las propias, el ensayo es un género apto para la polémica.

La guerra de las palabras

El vocablo polémica tuvo su origen en la antigua Grecia y proviene del ámbito militar. En griego polemistés significaba ‘combatiente’, pólemos ‘guerra’ y polemikós designaba ‘el arte de la guerra’.

Con el paso del tiempo, los enfrentamientos armados se fueron convirtiendo en choques verbales y la polémica pasó a ser sinónimo de controversia y polemizar se transformó en el arte de discutir.

El discurso polémico implica la presencia de más de un texto, la confrontación de dos posturas, dos perspectivas. En el intercambio de decires y de opiniones que hay en toda polémica subyace la estructura del diálogo, pero se trata de un diálogo cuyo objetivo es combatir contra las ideas del adversario y rebatir con la palabra sus argumentos.

Recursos del lenguaje utilizados por el ensayista para polemizar

- La impugnación: consiste en la negación de la validez o legalidad de una opinión por considerarla falsa.

- La concesión: es la aceptación de una idea opuesta a la propia como válida.

- La refutación: es un argumento cuyo objetivo es destruir las razones del contrario

- La sentencia: Es el parecer u opinión que alguien tiene o sigue.

---------------------------------------------------------------

Guía para ensayistas

Atacar o defender ideas. Convencer a los otros con la fuerza de los argumentos. ¿Es más fácil oralmente o por escrito? En el debate cara a cara, todo fluye pero se puede perder la calma y la lógica. Los tiempos de la escritura nos obligan a pensar en frío, a proponer, a releer, a borrar para volver a empezar. Escribir un ensayo es recorrer una ruta con la mente a toda velocidad.[pic 6]

1.

Escribir es un proceso que lleva tiempo. Ni siquiera los escritores profesionales escriben cualquier texto de una sola vez. Antes de llegar a una versión definitiva del texto, piensan, escriben borradores, leen, tachan, reescriben, corrigen, y así sucesivamente. Para organizar el proceso de redacción de un ensayo, podemos distinguir tres momentos: pre escritura / escritura / post escritura.

2.

El momento de la pre-escritura es la etapa o proceso en que se selecciona y delimita el tema del ensayo. Para encontrar un buen tema de trabajo es conveniente y aconsejable:

- Elegir una temática que nos despierte interés, curiosidad, rechazo, acuerdo o desacuerdo; es decir, debemos encontrar un área o un tema que nos motive a opinar y debatir por escrito.

- Buscar y profundizar información sobre la temática seleccionada. Cuanta más información tengamos, más sencillo será sostener una posición propia a lo largo de todo el ensayo. No olvidemos, este es un género que se escribe para sostener una postura personal, que debe estar siempre bien fundamentada para que el desarrollo sea coherente.

- Recordar que el tema debe ser acotado, debe circunscribirse a un aspecto o cuestión precisa dentro de una temática que es muy amplia y que por su vastedad no puede abordarse en unas pocas páginas.

3.

Durante el proceso de pre-escritura, también debemos realizar una buena lectura de todo el material que está a nuestra disposición. Para eso, debemos tener en cuenta que:

- Leer los materiales seleccionados implica realizar una lectura de estudio, en la que se subrayen las ideas principales, se destaquen las palabras clave, se realicen anotaciones en los márgenes y resúmenes en hoja aparte, así como cualquier otro recurso que nos pueda servir para retener las ideas principales sin tener que volver a leer el texto completo.

- Hacer una lista de ideas. Una vez hecha, buscarles a estas un orden lógico y ordenarlas por categorías. Esta lista podrá ser la base de un esquema o cuadro sinóptico o de un futuro primer borrador del texto; por ese motivo, es conveniente usar en ella nuestras propias palabras, aunque estemos registrando ideas de otros autores.

4.

El

...

Descargar como  txt (15.4 Kb)   pdf (61.5 Kb)   docx (18.7 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club