Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

La tierra y los productos de la naturaleza.La arcilla

Enviado por   •  4 de Noviembre de 2019  •  Exámen  •  1.524 Palabras (7 Páginas)  •  4 Visitas

Página 1 de 7

UNIVERSIDAD NACIONAL MAYOR DE

SAN MARCOS

Universidad del Perú, DECANA DE AMÉRICA

EXAMEN MÓDULO I

LA TIERRA Y LOS PRODUCTOS DE LA NATURALEZA

APELLIDOS Y NOMBRES:        LUNA VILCHEZ, ELMER HUMBERTO

PROGRAMA:                        NATURISMO Y SALUD HUMANA.

        

Chiclayo, Agosto 2017


LA TIERRA Y LOS PRODUCTOS DE LA NATURALEZA

  1. Comente acerca de las propiedades de la arcilla.

La arcilla tienen múltiples propiedades beneficiosas dentro de nuestro organismo, entre ellas podemos mencionar:

  • Fines curativos y terapéuticos tanto interna como externamente.
  • El uso en forma de emplastos y compresas es beneficioso para tratar llagas y úlceras, ya que la arcilla permite reconstruir células y tejidos, incluso huesos y vértebras fracturadas.
  • Permite neutralizar intoxicaciones.
  • Es un agente depurador, ya que usado por vía oral permite eliminar sustancias nocivas.
  • Se puede usar como antiparasitario.
  • Es un purificador de la sangre.
  • Tiene propiedades radiactivas, permitiendo estimular una insuficiencia o absorber un exceso.
  • Permite atraer, absorber y evacuar elementos tóxicos.
  • Es antimicrobiano porque destruye bacterias.
  • También se utiliza por la propiedad de eliminar el sabor a cloro del agua.
  • Es un potente revitalizador.
  • Tiene acción simbiótica en el organismo.
  • Actúa con mucha sabiduría ya que se dirige a la zona dañada o enferma.

  1. Señale los pasos a considerar para elegir una arcilla apropiada.

Para elegir una buena arcilla se debe considerar los siguientes aspectos:

  • Puede adquirirse en algunas herbolarias y tiendas de productos naturales, alfarerías y en las propias canteras.
  • Si se compra en una alfarería o industria, deberá asegurarse que se trata de arcilla “virgen”, es decir, que procede directamente de la cantera sin manipulación.
  • No utilice nunca arcilla cocida o mezclada con sustancias medicinales u otra clase de aditivos.
  • Existen en muchos colores (verde, rojo, amarillo, gris, blanco, etc.), siendo la verdosa la más activa.

  1. Indique las precauciones necesarias de la persona, cuando consume medicinas farmacéuticas.

La arcilla no se adapta a la presencia de otras medicinas farmacéuticas (incluyendo la homeopatología). No es aconsejable por tanto combinar su acción con la de ningún tratamiento médico.

La arcilla se ve por lo general anulada por los medicamentos. Lo mejor, en ese caso, es esperar y usar sólo la arcilla. Algunas veces es posible combinar las aplicaciones externas con los tratamientos médicos.

  1. Describa el uso externo de la arcilla y mencione la temperatura apropiada para su empleo curativo.

Antes de aplicarla externamente se debe preparar la arcilla, y para ello debemos considerar que la arcilla no debe prepararse en un cuenco o recipiente pequeño, sino en uno hondo, ya que conviene preparar de una vez la mayor cantidad posible. Emplee un recipiente de cerámica, porcelana, esmalte, madera o vidrio, pero nunca de metal (aluminio, cobre, hierro) o de plástico. Se deposita la arcilla dentro del recipiente y se nivela lo más que se pueda. Se deja reposar unas cuantas horas antes de utilizarla y sin tocarla para nada. Se mueve lo menos posible antes de utilizarla sobre la tela del emplasto o cataplasma. No alisar la superficie, ya que se alisará ella misma de manera natural. La arcilla preparada debe ser una pasta lisa, sumamente homogénea y no demasiado concentrada, sólo lo suficiente para no disgregarse. Siempre que sea posible, coloque el recipiente que lo contenga al sol.

En relación a la temperatura puede utilizarse fría, templada o caliente, dependiendo del trastorno concreto que se desee combatir. Siempre que se aplique a un órgano hiperactivo, ya caliente de por si (como por ejemplo el bajo abdomen)´o aquejado de fiebre, la arcilla deberá ser fría. Cuando se emplee para fines de revitalización, de reconstrucción ósea, para los riñones, la vesícula, el hígado, etc., la arcilla deberá estar caliente o, al menos, templada.

  1. Mencione el proceso para preparar un emplasto.

Coloque sobre una mesa un trozo de trapo doblado dos o cuatro veces, y sin olvidar que tiene que ser mayor que la parte a tratar.

Con una paleta o una cuchara de madera (nunca de metal o plástico), extienda sobre el trapo previamente preparado una capa regular de arcilla. El grosor puede oscilar entre 7 y 25 milímetros. Cuando se coloca una gasa o trapo entre la arcilla y la piel, el emplasto se adhiere a veces peor, permitiendo el paso del aire y, por tanto, el enfriamiento del cataplasma y la desagradable sensación de estar disminuyendo los efectos beneficiosos de la arcilla. Para acción eficaz hay que ponerla directamente sobre el cuerpo. También podemos ayudar a la consecución de un mejor contacto presionando sobre el emplasto y haciendo que se adhiera mejor a todos los puntos.

Una vez colocado el emplasto o compresa, cúbralo con un trapo seco y sujételo con una tira de tejido ligero anudado en forma de vendaje.

  1. Comente las reacciones que puede provocar la arcilla en el uso humano.

Como con todos los remedios naturales, es siempre posible que se produzcan reacciones desagradables. Por eso, antes de iniciar un tratamiento natural, conviene estar debidamente informado de sus posibilidades y de su desarrollo. Cuando se prevé una reacción, se le podrá controlar más fácilmente.

Como la primera reacción de la arcilla es atraer las partículas anormales hacia la parte tratada y limpiar las úlceras, muchas veces su efecto inmediato es el de extender la úlcera.

...

Descargar como  txt (10 Kb)   pdf (107.1 Kb)   docx (14 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club