Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

TEMA III "LOS ELEMENTOS Y COMPUESTOS"

Enviado por   •  18 de Febrero de 2022  •  Documentos de Investigación  •  5.516 Palabras (23 Páginas)  •  150 Visitas

Página 1 de 23

UNIVERSIDAD NACIONAL AUTONOMA DE MÉXICO

COLEGIO DE CIENCIAS Y HUMANIDADES

PLANTEL SUR

QUIMICA I

GRUPO:

130B

TITULO:

Trabajo de Investigación: TEMA III “LOS ELEMENTOS Y COMPUESTOS”

INDICE

TEMA III

LOS ELEMENTOS Y COMPUESTOS

3.1 Sub-Tema EL AIRE

3.1.1 Robert Boyle. El AIRE: Corpúsculos Simples Elementales………………………………...2

3.1.2 Johann J. Becher y Georg Ernst Stahl. El fuego y el Espíritu Flogisto……………………6

3.1.3 Joseph Black. El Aire Fijo. Propiedades……………………………………………………...8

3.1.4 Henry Cavendish: el Aire inflamable. Propiedades………………………………………...10

3.1.5 Joseph Priestley: el Aire Desflogistizado……………………………………………………11

3.1.6 Daniel Rutherford: el Aire Flogistizado y el Aire Remanente……………………………..13

3.2 Sub-Tema 3 LOS FENÓMENOS ELÉCTRICO

3.2.1 Tales de Mileto (La Electricidad). W. Gilbert y & C.F. Cisternay (ámbar y vítrea) …..…14

3.2.2 B. Franklin (el fluido eléctrico), L. Galvani (la conducción) y A. Volta (la Pila)………….15

3.2.3 W. Nicholson & A. Carlisle (Electrólisis del agua). H. Davy (de Sales)………………….16

3.2.4 Michel Faraday: Generación eléctrica. Electroquímica: Celda, electrolito, ion….………18

3.1 Sub-Tema EL AIRE

3.1.1 Robert Boyle. El AIRE: Corpúsculos Simples Elementales.

Hacia el final de la vida de Van Helmont, los gases en particular el aire, por el ser el gas más corriente alcanzaron una nueva y decisiva importancia. El físico italiano Evangelista Torricelli logro probar, en 1643 que el aire ejercía presión. Demostró que el aire podía sostener una columna de mercurio de setenta centímetros de altura y con ello invento el barómetro.

Los gases de repente perdieron su misterio. Eran materiales, poseían peso, como los líquidos y los sólidos más fácilmente estudiados. Se diferenciaban de ellos sobre todo su densidad mucho más baja. La presión ejercida por el peso de la atmosfera fue demostrada de modo espectacular por el físico alemán Otto Von Guericke. Invento una bomba de aire con la que se podía extraer este de un recipiente, de manera que la presión del aire en el exterior no llegaba a igualarse con la presión del aire anterior.

En 1654, Guericke preparó dos semiesferas de metal que encajaban mediante un reborde engrasado. Después de unir las dos semiesferas y extraer el aire que contenían mediante una bomba, la presión del aire exterior mantenía las semiesferas unidas. Yuntas de caballo unidas a cada una de las dos semiesferas y fustigadas para que tirasen lo más pronto posible en direcciones opuestas, no lograron separar las semiesferas. Sin embargo, en cuanto se permitió que el aire volviese a penetrar en las semiesferas, pudieron separarlas.

Este tipo de demostraciones despertaron gran interés por las propiedades del aire. Y excitaron en particular la curiosidad del químico irlandés Robert Boyle, quien proyecto una bomba de aire más perfeccionada que la de Guericke. En vez de, por así decir, extraer el aire de un recipiente aspirándolo, probo el procedimiento opuesto de comprimirlo.

En sus experimentos, Boyle hallo que el volumen de una muestra de aire variaba con la presión según una proporción inversa simple, y lo descubrió vertiendo mercurio gota a gota en un tubo muy largo de construcción especial, y dejando una muestra de aire en el extremo corto, cerrado, que se ajusta mediante una espita. Añadiendo más mercurio al extremo largo y abierto podía incrementar la presión del aire encerrado. Si añadía suficiente mercurio como para someter el aire a una presión doble (doble peso mercurio), el volumen del aire encerrado se reduciría a la mitad. Si la presión se triplicaba, el volumen se reducía a un tercio.

Por otra parte, si se reducía la presión el aire se expandía. Esta relación en la que el volumen disminuía a medida que aumentaba la presión se publicó por vez primera en 1622, y todavía nos referíamos a ella como la Ley de Boyle. Este fue el primer intento de aplicar mediciones exactas a los cambios en una sustancia de particular interés para los químicos.

Boyle no especifico que la temperatura debe mantenerse constante para que dicha ley sea válida, probablemente lo realizo así, y supuso que se daría por hecho. El físico francés Edme Mariotte, quien descubrió independientemente la Ley de Boyle hacia el año 1680, especificó que la temperatura debe mantenerse constante. Por esta razón, en la Europa continental se alude con frecuencia a la ley de Boyle como la Ley de Mariotte.

Los experimentos de Boyle ofrecían un centro de atracción por el creciente número de atomistas. Como se ha dicho antes, el poema de Lucrecio, publicado en una edición impresa, había atraído la atención de los humanistas europeos hacia las opiniones griegas sobre el atomismo. Un filósofo francés, Pierre Gassendi, se convirtió como resultado de ello en un atomista convenció; y sus escritos impresionaron tanto a Boyle que, a raíz de ello, también este se convirtió al atomismo.

Mientras la atención se siguió centrando en los líquidos y sólidos solamente, las pruebas del atomismo no fueron mayores en tiempo de Boyle que en el de Demócrito. Los líquidos y sólidos no pueden comprimirse más que en proporciones insignificantes. Si se componen de átomos, estos átomos deben estar en contacto, y no pueden situarse más juntos de lo que están. Por lo tanto, es difícil argumentar que los líquidos y los sólidos tienen que estar compuestos de átomos, porque si estuviesen hechos de una sustancia continua seria también muy difícil comprimirlos. Sin embargo, el aire, como ya se ha observado en los tiempos antiguos y como Boyle ponía ahora en claro espectacularmente, podía comprimirse con facilidad. ¿Cómo podría ocurrir eso, a menos que estuviese formado por átomos minúsculos separados por el espacio vacío? La compresión del aire significaría simplemente, desde este punto de vista, la supresión del espacio vacío en el volumen, colocando a los átomos en estrecho contacto.

Si se acepta esta opinión sobre los gases, es más fácil creer que también los líquidos y sólidos están compuestos de átomos. Por ejemplo, el agua se evapora. ¿Cómo podría ocurrir esto, a no ser que desapareciesen forma de partículas minúsculas? Y ¿Qué sería más simple, entonces, que suponer que pasa a vapor átomo a átomo? Si el agua se calienta, hierve, y el vapor se forma de modo visible. El vapor de agua tiene las propiedades físicas de una sustancia semejante al aire y, por tanto, es natural suponer que está compuesto de átomos.

...

Descargar como  txt (35.5 Kb)   pdf (152.8 Kb)   docx (25 Kb)  
Leer 22 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club