Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

La formación del abogado del siglo XXI

Enviado por   •  20 de Mayo de 2019  •  Apuntes  •  546 Palabras (3 Páginas)  •  21 Visitas

Página 1 de 3

LA FORMACIÓN DEL ABOGADO DEL SIGLO XXI

A manera de introducción, cabe destacar el papel del abogado desde el principio de la vida misma, dentro de las primeras sociedades, donde ya había reglas, aunque no positivizadas. El derecho para los seres humanos es una necesidad dada su naturaleza, el abogado es el medio de resolución de todo tipo de conflictos y significa entonces un reto para quien pretenda ejercerlo.

En pleno siglo XXI, el abogado está dedicado a asistir y llevar a cabalidad lo dispuesto en las normas legales. Todo esto conduce a una reflexión alrededor de la forma integral en la cual debe ser formado, con fundamentaciones filosóficas y ambientales.

En el contexto en el cual nos desenvolvemos, es decir, el del abogado colombiano, ha sido víctima a través del tiempo de tergiversaciones alrededor de su actividad ética. La gente, por lo general, apunta a que el togado es muchas cosas, menos una persona integral, puesto que, tanto dentro, como fuera de centros educativos se ha tildado que la carrera de derecho es corrupta, corrompida, movida por el dinero y lo que normalmente se conoce como palancas, lo cual se refiere a las influencias que pueden tener algunos dotados de poder sobre los procesos para maniatarlos a su antojo.

Se sabe que para tildar una formación como integral, para encaminar a la persona que próximamente se dedicará a ser jurista de la mejor manera, debe tenerse en cuenta uno que otro componente que se deja de lado comúnmente dentro del compilado de asignaturas, dado que, tanto los estudiantes como incluso algunos profesores, los tienen como un simple requisito, esto último, porque se evidencia en el comportamiento de los mismos un desinterés por lograr que el estudiante conserve para la vida lo aprendido en base a epistemología o filosofía, lo cual, aunque se niegue o se quiera ignorar es vital en la praxis de la profesión.

Lastimosamente, estos problemas tarde o temprano salen a la luz, esto se puede observar incluso en la forma de expresarse del profesional, también en la falta de dominio de las temáticas que maneja o la incoherencia que le aqueja en sus intervenciones.

Conforme a los pobres resultados mostrados por estudiantes de todos los niveles dentro de la carrera de derecho en cuanto a lo anteriormente mencionado, se configura un problema de considerable magnitud, dado la importancia en primera instancia que tiene la profesión en el andar de la sociedad. Los formadores han llegado a considerar que, para formar a un abogado, no es suficiente profundizar en las que son consideradas asignaturas de peso, que son las que supuestamente van a servir para enfrentarse a los retos sociales, sino también tener en cuenta otro tipo de factores que van mucho de la mano con el interés que se le coloca al esfuerzo de la formación.

Para finalizar, se sabe que, al buen abogado, se le presume que en su formación académica fue un buen estudiante, esto significa que no se limitó a absorber de forma parcial lo que se le brindaba en cuanto a recursos pedagógicos, sino que tuvo en cuenta que no es suficiente la oratoria o los tecnicismos, que es vital, además la conservación de ciertas cualidades dentro de otros contextos, como éticos y morales y la responsabilidad que le atañe para con la sociedad.

...

Descargar como  txt (3.2 Kb)   pdf (49 Kb)   docx (7.8 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club