Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA (BUAP)

Enviado por   •  11 de Septiembre de 2021  •  Ensayos  •  1.807 Palabras (8 Páginas)  •  7 Visitas

Página 1 de 8

NOMBRE DEL ALUMNO: MARICRUZ ROJAS GARCIA.

MATERIA: ESTADISTICA I.

ASESOR: HEDWINOEL CASTRO CUAMATZIN.

ACTIVIDAD: PROYECTO DE INVESTIGACIÓN.

TEMA: UNIVERSIDADES.

POBLACIÓN: UNIVERSIDADES PUBLICAS EN EL MUNICIPIO DE PUEBLA.

  1. Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).
  2. Conservatorio de Música del Estado de Puebla (COMEP).
  3. Escuela superior de Ciencias Humanidades (ESCIHU).
  4. Instituto de Artes Visuales del Estado de Puebla.
  5. Instituto de Estudios Judiciales del Poder Judicial del Estado.
  6. Instituto Tecnológico de Puebla.
  7. Universidad del Desarrollo del Estado de Puebla (UNIDES).
  8. Universidad Pedagógica de Puebla (UPN).
  9. Universidades Tecnológica de Puebla (UTPUEBLA).

MUESTRA: BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE PUEBLA (BUAP).

Historia Universitaria

Nuestra Historia

La Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, cuyas raíces se remontan al siglo XVI, constituye un gran pilar de la educación superior y la investigación científica en la región, y ocupa un destacado sitio entre las universidades públicas del país, gracias al esfuerzo conjunto de todos los miembros de la institución.

Lo que hoy es la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, es fruto de una larga historia que se remonta al 9 de mayo de 1578, cuando un grupo de religiosos jesuitas establecieron su residencia en Puebla, y a petición expresa del Cabildo de la ciudad fundaron el Seminario de la Compañía de Jesús de San Jerónimo.

Nueve años después, erigieron un colegio destinado a la formación de las nuevas generaciones novohispanas.

Colegio del Espíritu Santo

La institución fue patrocinada por el mercader don Melchor de Covarrubias y se fundó mediante una escritura fechada el 15 de abril de 1587 con el nombre de Colegio del Espíritu Santo.

Con el capital donado por Covarrubias, hacia 1670 se inició la construcción del edificio que hoy conocemos como Carolino, inmueble que se terminó ya avanzado el siglo XVIII, aunque en el siglo XIX se le hicieron más agregados, y las fachadas sur y oriente se modificaron a principios del siglo XX.

Desde su fundación, el Colegio del Espíritu Santo fue el foco del humanismo y de la ciencia en la región centro oriente de la entonces Nueva España. Sus aulas recibieron a destacados hombres de letras y humanidades, como Carlos de Sigüenza y Góngora, Antonio del Rincón, Francisco Javier Solchaga, Diego José Abad, Francisco Javier Alegre y Francisco Javier Clavijero.

Los conflictos políticos en España, con el ascenso de la Casa de Borbón al trono español y su confrontación con la Compañía de Jesús, repercutieron en el Colegio del Espíritu Santo. El 25 de junio de 1767, los jesuitas fueron expulsados de los dominios españoles por el rey Carlos III. Del Colegio salieron rumbo al destierro 61 religiosos jesuitas, acompañados de sus correligionarios de los colegios de San Ildefonso, San Javier, San Ignacio y San Jerónimo, ubicados también en la ciudad de Puebla.

Real e Imperial Colegio

Ejecutada la expulsión, todos los colegios que dirigían los jesuitas se fundieron en uno solo al que se le denominó Real Colegio Carolino, en honor de Carlos III, de donde tomó su nombre actual el antiguo edificio del Colegio del Espíritu Santo.

En 1820, apenas un año antes de la consumación de la Independencia de México, los jesuitas regresaron a Puebla y a su colegio al que renombraron como Real Colegio del Espíritu Santo, de San Jerónimo y San Ignacio de la Compañía de Jesús, cuya existencia fue efímera, pues abrió sus puertas el 2 de octubre y los jesuitas fueron nuevamente expulsados del país el 22 de diciembre.

Consumada la independencia, la Regencia del Imperio autorizó el restablecimiento de la institución bajo el nombre de Imperial Colegio de San Ignacio, San Jerónimo y Espíritu Santo.

Colegio del Estado

La caída del Imperio y el establecimiento de la República precipitaron cambios importantes en el Colegio. En 1825 el Congreso local lo transformó en Colegio del Estado, lo que le dio un carácter público, laico y gratuito.

Durante la Intervención Francesa y el Segundo Imperio, la ciudad se sintió atraída por la aparente seguridad que ofrecía el gobierno conservador. Por fortuna lo efímero de esta etapa política y las dificultades económicas de la Institución impidieron cambios a fondo en la estructura del Colegio, pero no obstó para que el edificio se destinara a funciones que nada tenían que ver con la enseñanza. Así, en este recinto fue encarcelado el general republicano Porfirio Díaz.

A la caída del Imperio el Colegio se transformó totalmente; las ideas liberales sustituyeron a las normas santanitas que lo regían y una vez consolidada la República, los destinos de este centro de estudios fueron trazados por tres prohombres del liberalismo: Ignacio Manuel Altamirano, Ignacio Ramírez y Guillermo Prieto, que orientaron la enseñanza hacia el positivismo.

En los albores de la Revolución, los estudiantes del Colegio del Estado no fueron ajenos a las inquietudes políticas y los ideales democráticos abanderados por Francisco I. Madero, quien fue recibido a las puertas del edificio Carolino el 14 de mayo de 1910, en plena campaña por la Presidencia de la República. En su memoria, el espacio abierto frente al Carolino lleva hoy el nombre de “Plaza de la Democracia”.

Universidad de Puebla

Junto a las luchas sociales y políticas de la época, los estudiantes del Colegio del Estado demandaron la transformación de éste en Universidad con plena autonomía, emprendiendo movimientos en favor de tal reivindicación en 1917, 1923 y 1932.

Tanto la transformación del Colegio y la autonomía fueron demandas retomadas por grupos conservadores, en este contexto histórico el gobernador del estado de Puebla, general Maximino Ávila Camacho, anunció el 1 de febrero de 1937 la transformación del Colegio en Universidad. El 14 de abril de ese año el Congreso del Estado decretó la creación de la Universidad y facultó al Ejecutivo para dictar las leyes pertinentes. El 23 de abril, se expidió la Ley Orgánica de la Universidad de Puebla y se nombró primer rector de la Institución al licenciado Manuel L. Márquez.

...

Descargar como  txt (12.1 Kb)   pdf (124.1 Kb)   docx (13.3 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club