Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Poner en práctica los conocimientos adquiridos a través de los sistemas de costeo por proceso y órdenes de trabajo y el registro del costo de los productos defectuosos.

Enviado por   •  27 de Abril de 2018  •  6.073 Palabras (25 Páginas)  •  145 Visitas

Página 1 de 25

...

Los materiales en desecho; se refiere a los materiales residuales que surgen en la fabricación de un producto. Ejemplo: Elaboración o fabricación de puertas, portones, estructuras de materiales como madera, aluminio, hierro.

[pic 1]

2.-Las unidades defectuosas normales son algo así como daños planeados. Comente

Luego del análisis realizado concluimos que el proceso de producción se presentan pérdidas de unidades por causas propias inherentes al proceso de producción que se consideran normales y que constituyen una merma i desperdicio originadas por las características propias del proceso de transformación o por la naturaleza de los ingredientes que la integran. Usualmente el costo del desperdicio es absorbido como parte componente del costo de producción del periodo por lo tanto no se valúa.

La contabilidad de unidades defectuosas tiene como finalidad determinar la magnitud de sus costos y distinguir entre los costos de unidades defectuosas normales y anormales.Las unidades defectuosas normales se consideran en la producción como partes de la elaboración que no se pueden elaborar sin también generar algunas unidades defectuosas, y que son el resultado que, a pesar del proceso de producción son eficientes y aceptables, por causa de materiales defectuosos, cuya procedencia en su producción defectuosa son adquiridos.

El método tradicional requiere que el costo de la pérdida se considere un costo del producto y se incluye como parte del costo de las unidades terminadas en buen estado que resultan del proceso. De esta forma solo se reconoce como gasto cuando el producto que absorbió su costo se enajena. Este tratamiento se considera apropiado porque las pérdidas normales se visualizan como costos inevitables en la producción. En este sentido se aplica el método de la negación, por el cual simplemente se excluyen las unidades perdidas de la cédula de unidades equivalentes, lo que da lugar a que un número más pequeño de productos terminados que absorban los costos de producción generados. En este sentido, se puede afirmar que los costos de las unidades perdidas se distribuyen de manera proporcional entre las unidades terminadas transferidas y aquellas que permanecen en el inventario de productos en proceso. Al realizar un platillo donde se deba descascarar alguna verdura o fruta vamos a tener una pérdida de producto, que es algo normal dentro del proceso, algunas veces la calidad de la fruta o las verduras no es de lo mejor y debes desperdiciar un poco más de lo que tenías considerado perder, esto bien se puede comparar en ciertos aspectos a un proceso de producción con sus niveles normales de pérdida de unidades hasta cierto punto normal, pero al rebasar este desperdicio el nivel normal pasa a ser anormal.

Las pérdidas que se generan, en el proceso productivo pueden ser de dos tipos:

Pérdida normal: Es aquella que se encuentra dentro de cierto nivel de tolerancia, el cual queda especificado por el nivel de aceptación de calidad. Pérdida anormal: Es aquella pérdida en exceso del nivel aceptado de calidad, es decir, es aquella que rebasa los límites normales y predichos de tolerancia; ocurriendo generalmente debido a errores humanos o a errores de máquina.

la contabilización de las unidades pérdidas dependerá de su clasificación como normal o anormal,

En este las unidades dañadas se consideran como si nunca hubieran sido puestas en producción, independientemente de la cantidad de trabajo realizadas en ellas. Cómo consecuencia de lo anterior, los costos del periodo se asignan a menos unidades, lo que incrementa el costo unitario de los productos que cumplen con los márgenes de calidad de la empresa. Dicho de otra forma, las unidades buenas absorben el costo de las unidades averiadas o dañadas. En caso de que las unidades dañadas se produzcan después del primer departamento, igualmente se aplica el criterio de negación de su existencia, sin embargo, considerando que habían sido transferidos de un departamento anterior en el que habían sido calificadas como unidades buenas, genera que se efectúe un ajuste a la cantidad de unidades transferidas del departamento anterior, incrementando de esta forma el costo unitario de las unidades transferidas del departamento anterior absorbiendo el costo del deterioro de las restantes unidades buenas. La ventaja de este método es su facilidad y la desventaja es que de efectuarse automáticamente no diferencia entre deterioro normal o anormal.

3.-Los costos de las unidades defectuosos son perdidas. Comente

Desde nuestro punto de vista Las unidades defectuosas se logran reprocesar para satisfacer los estándares, pero con tan solo con un costo significativo. Los costos se incluyen por lo general como un componente de los costos de las unidades aceptables manufacturadas, es decir que el deterioro que se genera a pesar de los métodos de producción eficientes, sus costos se consideran inevitables cuando se producen unidades buenas y son por los tanto, tratadas como un costo del producto. Se absorbe su costo en las unidades buenas que formara parte de su costo del producto.

Los materiales con defectos son insumos que no pueden volverse a usar en el proceso de manufactura sin antes recibir un tratamiento adicional. Las unidades pueden tener o no un valor de mercado; sin embargo, existen otros materiales que son muy valiosos tales como la plata y el oro. El costo de los materiales defectuosos puede representar en un periodo una cantidad significativa que puede convertirse en utilidades al venderse o comercializarse.

Los materiales defectuosos son errores en las partes recibidas por complicaciones de producción o entrega. Para minimizar los defectos, las organizaciones deben implementar en sus clientes y proveedores una tasa de defectos programa de cero defectos que se apeguen a la obtención de suministros de tolerancia autorizada. Las unidades defectuosas requieren de trabajo adicional antes de venderse como producto de primera calidad. Los bienes dañados son productos que contienen un número tal de insignificativas imperfecciones que aun con desembolsos adicionales de producción no pueden convertirse en productos terminados perfectos.

En muchos procesos productivos, resultan unidades pérdidas o desperdicios como consecuencia de cualquiera de las siguientes razones:

– Las unidades físicas se dañan o bien se detecta que no es apropiado seguir procesándolas.

– El proceso básico provoca mermas o evaporación

...

Descargar como  txt (40.5 Kb)   pdf (91.9 Kb)   docx (31.8 Kb)  
Leer 24 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club