Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Tema acerca de Incidencia en el entorno

Enviado por   •  19 de Octubre de 2017  •  3.054 Palabras (13 Páginas)  •  237 Visitas

Página 1 de 13

...

MARTHA: Mi alma está llena de esperanza y siento en mí algo extraño que me anuncia grandes y encontradas alegrías o tristezas. Siento tanto que llegue el Mesías prometido y mi pobre hermano no pueda recibirlo.

RABÍ: Ve a descansar Martha, con seguridad tu hermano será libre, haremos nuevos esfuerzos.

MARTHA: Decís bien noble Rabí; estoy muerta de fatiga y de cansancio, las piernas se niegan a soportarme. Además dejé sola a mi madre. Mañana ella irá a ver a mi hermano, mientras tanto iré a descansar y pondré mi carga en Jehová. Estaré orando por la libertad de mi hermano y de nuestro pueblo.

NOHEMÍ: Dices la verdad, Martha, recuerda que las Escrituras dicen: “Espera en Él y Él hará”. Descansa y confía.

MARTHA: ¡Hasta mañana!

RABÍ: Adiós Martha, ¡Jehová te ayude! (sale Martha) Pobre chica, tan buena y tanto que sufre. Esos romanos son seres sin corazón.

NOHEMÍ: ¡Ya pronto cesarán nuestros sufrimientos y seremos realmente libres!

ANA: ¿No les parece que debíamos averiguar todo lo relacionado a esos Magos del Oriente y el motivo de su viaje?

RABÍ: Eso iba a proponerles, ¿iremos los tres unidos?

NOHEMÍ: Sí, no nos separemos; su compañía nos alienta y nos instruye en las cosas del Señor,

RABÍ: Iremos pues mañana. Por ahorita vayamos a descansar (Todos salen).

TELÓN.

Cuadro III

(Ha pasado un día entero. La escena se representa de noche, junto al preso una pequeña lámpara. Parece dormido)

(Se oye la voz del soldado).

SOLDADO: ¡Maldita sea! ¿Si me dejarán dormir? Estos judíos creen que uno no tiene más que estar atendiéndolos. (Entra y se dirige a la mujer que viene detrás). Vamos, entre, aquí está, ahí lo tiene. (Abre la reja). Sal fuera, ya estás libre (Nathán lo escucha pero no hace nada por salir). Cuando quieran pueden marcharse. Yo voy afuera… estos judíos tienen mucha suerte (Sale).

MADRE: (Con temor, llama al hijo que parece dormido) ¡Nathán!

(Nathán se levanta con asombro y corre a abrazar a su madre).

NATHÁN: ¡Madre mía! ¿Tu aquí?

MADRE: ¡Nathán, hijo querido, cómo he llorado, cómo he sufrido, pero al fin te veo y te abrazo!

NATHÁN: ¿Cómo has podido llegar hasta aquí madre mía? ¿Cómo has logrado liberarme? No puedo comprenderlo.

MADRE: Algún día lo comprenderás, quizá cuando seas padre y sepas lo mucho que se ama a un hijo, a pesar de la mala vida que lleve.

NATHÁN: Yo sé cómo me amas, madre, pero ¿qué has hecho para conseguir el dinero?

MADRE: El Señor me ayudó a conseguirlo; pero estaba decidida a hacer cualquier cosa con tal de no verte sufrir, hijo mío, pasando hambres y frio en esta prisión. ¿Te sientes enfermo?

NATHÁN: Me siento bien madre, y ahora inmensamente feliz porque Jehová escuchó mis oraciones y mi arrepentimiento.

MADRE: ¡Qué feliz me siento! Te veo y me parece mentira. ¡Qué horas más tristes he pasado! Un rato quedé medio dormida y soñé que me mataban a mi hijo, que ese infame soldado te ahogaba, ¡te veía morir! Gracias a Dios que solo fue un sueño y tu libertad es una realidad.

NATHÁN: Y ¿cómo tú has logrado lo que no han podido hacer otros?

MADRE: La confianza en Jehová. Para una madre no hay imposibles hijo mío, y aún a costa de mi vida hubiera logrado tu libertad.

NATHÁN: ¡Gracias madre mía! (en ese momento de oye un cántico: “Venid Pastorcillos”) ¡Oh!, ¡esos cánticos! ¿Quiénes cantarán? Esa es música divina ¿Qué sucederá madre?

MADRE: ¡Algo sobre natural está sucediendo…! Mira, ahí, en esa montaña, ¡Qué gran resplandor!

NATHÁN: ¡Vayamos a ver que sucede! (El Telón se va cerrando y salen en dirección a la montaña).

TELÓN.

Cuadro IV

(Representa un camino en el campo. Entran los Magos siguiendo la estrella).

MAGO 1: No debe estar lejos el lugar del nacimiento, la estrella parece que se ha detenido.

MAGO 2: Así parece, y si no me equivoco, se ve allí una humilde cabaña, mas no podrá ser allí indudablemente, donde tal cosa acontezca.

MAGO 3: Quizá se habrá detenido a nuestra vista para guiar nuestros pasos en otra dirección, mas ¿qué será aquél resplandor…? Apresuremos el paso.

MAGO 1: No dudemos que aquél sea el lugar, grandes cosas hemos visto durante nuestro viaje y esto está lleno de misterios.

MAGO 2: Dices bien, solo un Dios poderoso podría realizar el milagro de que una estrella nos guíe hasta aquí.

MAGO 3: No perdamos más tiempo, ardo en deseos de ver al Rey que ha nacido (Comienzan a salir).

(Aún no terminan de salir los Magos y entran los pastores).

PASTOR 1: Mirad, ¿serán aquellos los Magos de quienes oímos hablar?

PASTOR 2: Seguramente, sus vestiduras así lo denuncian, y su séquito que va delante es espléndido.

PASTOR 3: Aún estoy sobrecogido de temor y espanto. Esa aparición de los ángeles y aquellos cánticos preciosos y ahora tener la dicha de ver al Rey de reyes que ha nacido.

PASTOR 1: Bien dices, es mucho para unos míseros mortales como nosotros.

PASTOR 2: En nuestra alegría dejamos olvidado a nuestro pastorcillo.

PASTOR 3: Estoy seguro que él nos seguirá y como es jovencito pronto nos alcanzará. Continuemos nuestro viaje, cortando camino y llegaremos antes

...

Descargar como  txt (18.6 Kb)   pdf (122.7 Kb)   docx (21.5 Kb)  
Leer 12 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club