Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

"El Banquete" Teatralización

Enviado por   •  8 de Diciembre de 2018  •  2.999 Palabras (12 Páginas)  •  272 Visitas

Página 1 de 12

...

(Se para Fedro para frenar pelea)

Fedro: Agatón, si le respondes a Sócrates ya a nadie le va a interesar porqué estamos acá. Así que, te pido que continúen después de que todos terminen con sus discursos.

Agatón: Dices bien, ya nada me impide hablar, porque con Sócrates voy a hablar después.

(Agatón hace pausa y piensa)

Agatón: Yo quiero primero decir cómo debo hacer mi discurso y luego lo cuento. Para mí, ninguno ha encomendado al Dios. Por eso voy a explicar su origen y de qué clase de efectos es responsable y asíse va a poder elogiar a Eros. De todos, él es el más feliz, por ser el más hermoso. Pero además es delicado. Anda sobre las cosas más blandas. Por eso, se encuentra entre las almas más suaves. (Enumerando con las manos) Entonces, hemos dicho es hermoso, delicado, y falta decir que es flexible. Además hay que hablar de su virtud y su capacidad para no cometer injusticias, ni contra un Dios, ni contra un hombre alguno. Por esto es que él domina los placeres y deseos. Y en lo que se refiere a valentía, ni Ares puede con Eros, ni Ares puede resistirse a Eros. Solo queda hablar de su sabiduría. Es el dios poeta más hábil, incluso puede hacer poeta a otro. Por eso cualquier persona que Eros toque se convertirá en poeta. Por otro lado, sobre la procreación de los seres vivos ¿alguien puede negar que es por habilidad de Eros que todos los seres nacen y crecen? ¿No sabemos que a quien él toque quedará ilustre mientras que a quien no toque permanecerá oscuro? Por eso, Fedro (mirando a Fedro), siendo Eros el más hermoso y el mejor, es causa de otras cosas similares. Él nos llena de intimidad, nos otorga tranquilidad, nos quita dificultades. Es amable, está dispuesto a dar cordialidad, nunca hostilidad, cuidadoso de los buenos, despreocupado de los malos.

(Termina Agatón su discurso, se paran y los presentes aplauden)

Sócrates: (a Erixímaco) ¿ya ves? ¿Seguís creyendo que no tenía razón en tener miedo de las palabras de Agatón? Yo sabía que él iba a hablar de esta manera.

Erixímaco: ¡Lo mismo digo! Sus palabras fueron fascinantes.

Sócrates: Creo que no podré hacer un discurso mejor. Fue tan bueno que hice el ridículo cuando me comprometí con ustedes a hacer un elogio a Eros y al decir que era un experto en el amor, cuando en realidad no sabía nada. Mi ingenuidad me llevó a creer que debía decir la verdad sobre cada aspecto de lo que se elogia y que luego seleccionaríamos de estos las cosas más hermosas para presentarlas de la forma más atractiva posible. Yo pensaba que iba a hablar bien. Pero, al parecer, este no era el método correcto. Lo que se debe hacer es nombrar la mayor cantidad posible de cualidades a lo que se elogie sin importar si eran ciertas o no. La verdad que no tenia idea de que se podía hacer de esta manera pero igualmente estoy dispuesto a dar mi punto de vista sin competir con sus otros discursos

Fedro: dale, habla ya. No importa cómo te expreses.

Sócrates: está bien Fedro, lo voy a hacer. Pero antes quiero hacerte unas preguntas Agatón... creo que empezaste tu discurso muy bien cuando dijiste que ibas a exponer primero cual era el origen de Eros mismo y luego sus obras. Ese principio me gustó mucho. Pero explícame si ese Eros de tal naturaleza debe ser amor de algo o de nada. ¿Es el padre de alguien o no? Porque creo que me vas a decir que el padre es padre de un hijo o una hija ¿no?

Agatón: claro que si

Sócrates: ¿y no pasa lo mismo con "madre"?

Agatón: Así es.

Sócrates: Respóndeme entonces ¿un hermano es hermano de alguien o no?

Agatón: sí, lo es

Sócrates: Entonces intenta decir lo mismo del amor. ¿Es Eros amor de algo o de nada? Agatón: Obvio que lo es de algo

Sócrates: Bueno, acordate de eso. Pero ahora respóndeme esto: ¿desea Eros aquello de lo que es amor o no?

Agatón: Naturalmente

Sócrates: ¿y lo que desea y ama, lo desea y ama cuando lo posee o cuando no lo posee?

Agatón: Probablemente cuando no lo posee

Sócrates: Entonces desea lo que le falta y no lo desea cuando lo tiene. Para mí me parece extraordinario que esto sea así. ¿Vos que pensas?

Agatón: si, pienso igual

Sócrates: claro que sí. Porque ¿quién desearía ser alto, si ya es alto, o fuerte, si ya es fuerte? ¿Quiénes aman la sabiduría si no son ni sabios ni ignorantes?

(Sócrates intenta hablar pero Diotima lo interrumpió)

Diotima: Son los que están entre estos dos, como Eros. La sabiduría es bella y Eros ama lo bello. Por eso es amante de la sabiduría, hace que esté entre lo ignorante y lo sabio.

Sócrates: ¿Y entonces q función tiene para los hombres?

Diotima: Eros es como dije pero también es amor de las cosas bellas.

Sócrates: Y el que las desea quiere que sean suyas.

Diotima: ¿Qué pasa con el que hace sus cosas buenas?

Sócrates: Es feliz. Y creo que es común a todos los hombres ese deseo. ¿Pero entonces porque no todos aman?

Diotima: Porque estamos generalizando. Pero se puede decir que el amor es el deseo de poseer siempre el bien. La generación es algo inmortal y al querer lo bueno, también se busca la inmortalidad de esto.

Diotima: ¿Pero qué la causa este amor y deseo?

Sócrates: No lo sé.

Diotima: ¿No lo sabes y quieres ser experto en el amor?

Sócrates: por eso te pregunto a vos, necesito maestros.

Diotima: Ya sabes que el amor es por naturaleza, porque la naturaleza busca existir siempre y ser inmortal, las criaturas se renuevan continuamente y pierden elementos en el cuerpo y alma. Es por esto que existe practicar, para no olvidar, por esto se conserva todo mortal.

...

Descargar como  txt (17.8 Kb)   pdf (62.3 Kb)   docx (21.9 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club