Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Pruebas psicológicas. Existen dos clases principales de pruebas de la personalidad: objetivas y proyectivas

Enviado por   •  6 de Diciembre de 2018  •  1.726 Palabras (7 Páginas)  •  1 Visitas

Página 1 de 7

...

- Pruebas de Creatividad:

Para diagnosticar o evaluar la creatividad se suele recurrir a una serie de pruebas inspiradas en gran parte en Guilford, las cuales adquieren su propia naturaleza hasta el punto de que las instituciones educacionales mas progresivas utilizan como instrumento habitual los test de creatividad, son numerosas y siguen produciéndose constantemente. Intentar diagnosticar la capacidad creativa con un solo tipo de pruebas lleva el riesgo de dejar fuera muchas mentes creadoras. Estas pruebas nos ayudan a evaluar el producto creativo como la fluidez, flexibilidad, originalidad y elaboración Tienen dos dimensiones fundamentales:

- Pruebas Perceptivas

- Pruebas Gráficas

- Pruebas Neuropsicológicas

Se considera que esta actividad es fundamental no solamente en la búsqueda y descripción de posibles anormalidades asociadas con un daño cerebral (síndromes neuropsicológicos), sino también en el análisis de la topografía y extensión del proceso patológico, en la propuesta sobre la posible evolución del paciente, y en la sugerencia de medidas terapéuticas. Dependiendo de las condiciones específicas del paciente la prueba neuropsicológica debe realizarse una o varias veces.

La exploración neuropsicológica debe incluir la evaluación de diversos procesos o dominios cognoscitivos. Las áreas que se deben evaluar incluyen el estado de alerta, la habilidad intelectual general, orientación y atención, funciones lingüísticas, funciones espaciales y visoperceptuales, habilidades viso-motoras y construccionales, memoria, funciones ejecutivas (formulación de metas, planeación y ejecución de planes dirigidos hacia una meta, razonamiento conceptual y abstracto) y finalmente, el estado afectivo.

Su objetivo central es siempre el mismo: analizar el estado cognoscitivo de un individuo y la presencia de posibles síndromes clínicos. Los síndromes clínicos que busca el examen neuropsicológico, son aquellos síndromes (conjunto de síntomas y signos) cognoscitivos/comportamentales que se ha visto pueden aparecer asociados con disfunciones o anormalidades cerebrales: trastornos en el lenguaje (afasia), en el reconocimiento perceptual (agnosia), en la memoria (amnesia), etc. La evaluación neuropsicológica es entonces el examen de elección cuando se trata de establecer el estado cognoscitivo de un paciente.

Se podría proponer que la evaluación neuropsicológica se realiza buscando uno o varios de los siguientes objetivos:

- Determinar el perfil cognoscitivo de un paciente, usual, pero no necesariamente, luego de alguna condición patológica del sistema nervioso. Los grupos de pacientes más frecuentemente remitidos a un examen neuropsicológicos son: personas que han sufrido traumatismos de cráneo o accidentes cerebro vasculares; individuos adultos o ancianos en quienes se sospecha un deterioro cognoscitivo importante; pacientes provenientes de servicios neuroquirúrgicos con tumores cerebrales; pacientes neurológicos con distintas condiciones cerebrales, como son meningitis y epilepsia; y niños con problemas en el aprendizaje.

- Analizar los síntomas y signos presentes, e identificar los síndromes fundamentales subyacentes. Una vez que se determine la existencia de anormalidades en una o varias áreas, se busca analizar los síntomas y signos, para proponer el síndrome o síndromes en el cual o en los cuales concurren estas anormalidades. Los síndromes neuropsicológicos se refieren al conjunto de anormalidades cognoscitivo/ comportamentales que es posible hallar en caso de lesiones o disfunciones cerebrales, como son, afasia, agnosia, apraxia, amnesia, etc.

- Proponer procedimientos terapéuticos y de rehabilitación. Dependiendo de la condición especifica del paciente, el enfoque terapéutico será diferente. Para un paciente afásico, el procedimiento terapéutico por excelencia es la terapia del lenguaje; para un paciente con múltiples defectos cognoscitivos consecuentes a un traumatismo craneoencefálico, probablemente sea aconsejable un programa integrado de rehabilitación cognoscitiva; etc.

- Proveer información adicional para efectuar un diagnóstico diferencial entre condiciones aparentemente similares. Existen diversas situaciones en la cual el examen neuropsicológico puede ser crítico para establecer un diagnostico diferencial.

- Proponer posibles patologías subyacentes responsables de la disfunción cognoscitiva existente. Una pérdida progresiva en la comprensión del lenguaje, por ejemplo, puede sugerir un proceso patológico de evolución lenta en el lóbulo temporal izquierdo, tal como un tumor o una atrofia progresiva.

Etapas

Se podrían distinguir tres etapas diferentes en el proceso de la evaluación neuropsicológica:

- La primera etapa incluye la obtención de la historia clínica y el establecimiento de una relación positiva con el paciente.

- La segunda etapa estaría definida por la aplicación y posterior calificación de las pruebas propiamente dichas. Para la calificación de muchas pruebas neuropsicológicas no existen sistemas de cuantificación suficientemente definidos y aceptados

- La tercera y última etapa incluye el análisis e interpretación de los resultados, la elaboración del informe y la devolución de los resultados al paciente o a quien remitió al paciente. Cuando se trata de comunicar los resultados de un examen neuropsicológico es aconsejable, además de los procedimientos puramente clínicos y cualitativos, emplear siempre procedimientos estandarizados y cuantitativos de evaluación, que sean claros, comprensibles, y comparables. Esto aumenta el nivel de íntercomunicabilidad y confiabilidad.

...

Descargar como  txt (12.1 Kb)   pdf (51.3 Kb)   docx (16.1 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club