Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

“Historia de la Revolución Cubana y el papel que jugó México”

Enviado por   •  20 de Diciembre de 2017  •  2.434 Palabras (10 Páginas)  •  172 Visitas

Página 1 de 10

...

Cárdenas celebró la revolución con el líder cubano en la Habana en julio 1959, y regresó para hablar ante enormes multitudes sobre la esperanza qué significaba la Revolución Cubana para México. A su voz se le agregó la de muchos otros prominentes mexicanos, también emocionados ante la victoria obtenida por los jóvenes revolucionarios cubanos.

En su mayor parte, la dirigencia del PRI ha perdido su entusiasmo revolucionario. Los líderes políticos y los miembros del círculo gobernante han obtenido posiciones económicas y sociales. Pero el PRI garantizaba la estabilidad por lo menos hasta entonces, inquietado suficientemente por lo que él percibía como un secreto radicalismo del gobierno de López Mateo. Thomas Mann, el embajador de Estados Unidos, sugirió presionar de manera directa al Presidente para revertir el curso. Lo cual en 1961, Mann envió un cable confidencial al departamento de Estado, para discutir un préstamo de 400 millones de dólares, que México estaba buscando para promover nuevas iniciativas de desarrollo. El embajador proponía que se pidiera a los mexicanos poner en marcha un callado programa de acción, a cambio de la asistencia de Estados Unidos. Además de ratificar a EU que apoyaba la inversión privada y que aplicaría ciertos programas económicos, al gobierno mexicano.

Pese a que miembros del Partido Comunista y otros reconocidos izquierdistas como Heberto Castillo, Eli de Gortari y Manuel Marcué Pardiñas se sumaron a Cárdenas para fundar el MLN, por lo que la organización buscaba recomponer el sistema, no para derribarlo. Sin embargo el MLN proponía la expansión de la reforma agraria, una distribución más justa de la riqueza, el control sobre los recursos naturales y una política exterior independiente.

A comparación del presidente Adolfo López Mateos cuando estaba en el poder se agravaron algunos signos negativos de la economía mexicana, y se estrecharon aún más las perspectivas para la salida de nuestros productos de exportaciones y comenzaron a desaparecer las facilidades para invertir en bienes de consumo destinados a subsistir importaciones. Los bienes de consumo ya no se importaban en cantidades considerables, pues llegaron a representar menos de un quinto de las importaciones. En consecuencia las nuevas inversiones debían dirigirse hacia la sustitución de bienes intermedios, por lo que esto suponía inversiones más fuertes, y una tecnología más avanzada y un mercado con nuevas estructuras. Todo eso se debía por principales problemas políticos y económicos de México cuando comenzaron a llegar las primeras noticias del movimiento. La opinión de que el miedo a la Revolución cubana era el motivo principal del agravamiento de la retracción de la inversión privada y la fuga de capitales, fue compartida por algunas publicaciones. Como por ejemplo se dio para Banco de México en donde menciona que el efecto adverso que sobre los inversionistas privados de nuestro país tuvieron los acontecimientos políticos del área Latinoamericana, el producto real de México aumentó un 3.5%, en virtud del gran impulso dado la capacidad productiva del país pro las crecientes inversiones del Gobierno.

Es comprensible que la Revolución Cubana provocara el sobresalto de algunos sectores dominados por el miedo al comunismo. Sin embargo no escapa a nuestra atención el hecho de que otros fenómenos como la recesión que sufrió la economía norteamericana en esos años influyeron, quizás con más fuerza, en el comportamiento de la iniciativa privada en México. En todo caso resulta interesante señalar que el miedo a la Revolución Cubana fue empleado por los hombres de negocios para justificar su conducta. Y esto es importante en la medida en el que adquirieron así un instrumento eficaz para hacer sentir al Gobierno que, con el fin de restablecer su confianza, era conveniente que se otorgaran mayores ventajas a la empresa privada.

Pero sí la Revolución cubana y el receso de la economía norteamericana afectaban negativamente a los hombres de negocios, esto se veía agravado por la desconfianza que experimentaban hacia López Mateos durante los primeros años de su gobierno. Desconfianza en un país donde, en los últimos veinte años ha existido un dialogo cordial y casi una coincidencia de puntos de vista entre el Gobierno y los hombres de empresa.

Por otra parte, algunos miembros prominentes del PRI, hicieron público su apoyo y simpatía por la Revolución cubana. Pero lo que provocó una verdadera alarma en los círculos políticos fue el hecho de que el general Cárdenas, abandonando su silencio habitual, se convirtiera en uno de los defensores más decididos de la Revolución cubana y los movimientos antimperialistas en América Latina.

Las declaraciones de Cárdenas a favor de la Revolución cubana se hicieron cada vez más frecuentes al mismo tiempo que iniciaba los preparativos para celebrar la Conferencia Latinoamericana para la Soberanía Nacional, la emancipación Económica y la Paz. Celebrada en México el mes de marzo de 1961, esta conferencia fue una manifestación del Movimiento mundial de la paz, uno de cuyos tres presidentes latinoamericanos era Cárdenas. La lectura de la convocatoria y la agenda de la reunión revelan que posiblemente se hicieron a u n lado los problemas clásicos del movimiento de la paz, como la lucha por el desarme. Los objetivos principales de la reunión fueron organizar la defensa de la Revolución cubana y aprovechar el clima psicológico creado por ésta para fomentar movimientos populares de tipo antimperialista en América Latina.

La excepcionalidad de su relación tuvo para los dos un impacto importante: los mexicanos no conocieron jamás el trauma de la represión, y los cubanos no quedaron nunca totalmente aislados en Latinoamérica. Hacia fines de los noventa, sin embargo, y de forma explícita a partir de 2001, los pilares de la política exterior de México, la no intervención y autodeterminación de los pueblos, comenzaron a ser sustituidos por otros principios, la lucha por la democracia y la defensa de los derechos humanos, que, junto con su alianza estratégica con Estados Unidos, socavaron las bases de los vínculos históricos que el país tenía con Cuba. Así, con la transición a la democracia en México llegó a su fin la relación especial que durante nueve lustros mantuvieron los gobiernos de la Revolución Mexicana con el régimen de la Revolución Cubana.

Historia de la Revolución Cubana y el papel que jugó México

Conclusion

En conclusión, aunque la Revolución cubana provoca algunas reacciones espectaculares en los años entre 1960 y 1961, su influencia sobre la vida política de

...

Descargar como  txt (15.7 Kb)   pdf (61.9 Kb)   docx (17.7 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club