Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

MATRIZ DE ANÁLISIS DE LA OPERACIÓN DE USO DE CUANTIFICADORES- PROPUESTAS PARA EL FOMENTO DE LA COMPETENCIA

Enviado por   •  9 de Noviembre de 2020  •  Informes  •  1.289 Palabras (6 Páginas)  •  11 Visitas

Página 1 de 6

ACTIVIDAD DE ANÁLISISI Y ELABORACIÓN:

MATRIZ DE ANÁLISIS DE LA OPERACIÓN DE USO DE CUANTIFICADORES- PROPUESTAS PARA EL FOMENTO DE LA COMPETENCIA RESUELVE PROBLEMAS DE CANTIDAD CON EL USO DE CUANTIFICADORES.

PROPÓSITO

Identificar que el proceso mental de uso de cuantificadores se realiza sobre la base de la clasificación y que no es lo mismo que clasificar.

Identificar que la cuantificación (uso de cuantificadores) es una actividad mental  para establecer una relación entre dos conjuntos, no se aplica a las características visibles de los objetos sino  sobre lo que se sabe de ellas.

ANALICEMOS LA SIGUIENTE EXPLICACIÓN

Para llegar a comprender el significado de este proceso de uso de cuantificadores, primero veamos  cuáles son:

[pic 1][pic 2]

Para que el niño llegue a cuantificar, es decir, para que llegue a pensar con cantidades, primero ha tenido que pasar por un proceso de razonamiento clasificador.

Veamos el siguiente ejemplo A:

Cuando alguien razona y elabora mentalmente la siguiente afirmación:  “algunos gatos corren” ha tenido, primero, que clasificar a los objetos como “gatos”, ya que se dio cuenta que cada uno de ellos es gato, gato y  gato; notó los parecidos y con ello los hizo pertenecer al conjunto “gatos” (usó el criterio “ser gato”). Luego de darse cuenta (clasificar)  que son gatos también nota (clasifica) que “este gato corre” “este gato corre” y “este gato corre”; entonces, son: “los gatos que  corren”

Sobre esas clasificaciones, por los parecidos que identifica, el sujeto, si está maduro para ir más allá de las características visuales de estos elementos  “gatos”  y “gatos que corren”, podrá  ser capaz de relacionar entre estos conjuntos con una relación ya no de color, ya no de forma, sino de relacionar aplicando cantidad y por ello realizará la primera cuantificación: darse cuenta que TODOS son gatos, que NO TODOS  son gatos que corren;  y si escucha la palabra apropiada “algunos” o “varios” en este momento en que ha establecido la relación, podrá señalar, mencionar  o explicar que “algunos gatos no corren”.

Entonces, según lo  expuesto ¿qué es cuantificar?

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Podemos darnos cuenta que cuantificar es una acción mental que sirve de base para relacionar, para aplicar proporciones.

Según el razonamiento cuantificador que el niño establezca entre el conjunto universal (TODO)  y los sub conjuntos, podrá cuantificar:  “algunos objetos son amarillos”;  o sea, que de todos los objetos de colores, solo algunos o varios son amarillos”, que “una de las canastas está rota” o sea, que “de todas las canastas, solo una cumple con la propiedad de estar rota”; o que  “ningún perrito es marrón” o sea “de todos los perritos ni uno es marrón”

El niño usará aquellos cuantificadores cuando haya logrado  razonar en esa relación del conjunto total de objetos con los conjuntos derivados (subconjuntos). En el uso de cuantificadores, el niño está expresando que ya está desarrollando su capacidad para comprenden la cantidad como una forma de relacionar los conjuntos; ese uso razonado le servirá para luego traducirlas en códigos numéricos, cuándo esté listo para ello.

Con la cuantificación que el niño realice, por ejemplo “uno de todos los duraznos está ácido”, habrá logrado comprender que la cantidad no se percibe con los sentidos, sino que es una atribución que se hace a la relación de proporción entre los elementos de los conjuntos.

Regresando al estudio que vamos realizando de este proceso mental de relacionar conjuntos,  atribuyendo una cantidad como relación entre ellos (cuantificar), se puede afirmar que el niño necesita escuchar de los adultos el término, palabra o etiqueta correcta para esa relación que él ha establecido; etiquetas que deben ser recibidas en el momento mismo en que el niño ha razonado estableciendo la relación de cuantificación sobre los conjuntos.

Analicemos el ejemplo B

Otra relación de cuantificación se produce entre el todo, que podría ser un recipiente o contenedor y los elementos que van a contenerse en él. Aquí hay dos conjuntos como el caso anterior, solamente que de distinta naturaleza, por ejemplo la leche y la taza, las papas y una canasta, la comida y el hambre.

El niño desea colocar juguetes en una caja, pero al hacerlo, estos rebasan. La mamá le dice: “no entran todos los juguetes en la caja, ¿verdad?” y agrega: “hay muchos juguetes para la caja”. En esta situación, de razonamiento cuantificador del niño, él adquiere las palabra “muchos ..para…”; es decir que el niño atribuye una relación de proporción de la cantidad entre el conjunto “caja” y el conjunto “juguetes”.

El acto de relación física que realiza el niño en el colocar los juguetes en la caja y ver que ciertos juguetes no entran en la caja le sirven de base para aplicar un razonamiento por el que atribuye que hay muchos juguetes para la caja. Claro está que en el uso del término aporta la madre que menciona o etiqueta correctamente para el razonamiento del niño.

...

Descargar como  txt (8.7 Kb)   pdf (84.8 Kb)   docx (321.4 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club