Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

El rol del comunicador visual en la gestión cultural, a partir del estudio de caso de la Bienal Nacional de Pintura Premio Ciudad de Rafaela.

Enviado por   •  11 de Mayo de 2019  •  Tesinas  •  5.873 Palabras (24 Páginas)  •  6 Visitas

Página 1 de 24

UNIVERSIDAD CATÓLICA DE SANTIAGO DEL ESTERO DEPARTAMENTO ACADÉMICO RAFAELA

[pic 1]

El rol del comunicador visual en la gestión cultural, a partir del estudio de caso de la Bienal Nacional de Pintura Premio Ciudad de Rafaela.

Proyecto de tesis presentado para cumplir con los requisitos finales

para la obtención del título de Licenciada en Comunicación Social.

Autora: Mayra Armando

CONSULTAS METODOLÓGICAS: Como hago citas en el texto de sitios webs o artículos periodísticos sin firma?! // Citas en el texto tengo 1 autor con 2 publicaciones el mismo año, cómo aclaro?


ÍNDICE
  • INTRODUCCIÓN
  • INFORMACIÓN GENERAL
  • Tema
  • Planteamiento del problema
  • Objetivo general
  • Objetivos específicos
  • Justificación
  • Supuesto de anticipación de sentido
  • Antecedentes
  • MARCO TEÓRICO
  • Comunicación
  • Comunicación visual
  • Diseño gráfico
  • Cultura
  • Gestión cultural
  • Comunicación visual y gestión cultural
  • BIENAL NACIONAL DE PINTURA “PREMIO CIUDAD DE RAFAELA
  • Orígenes
  • Evolución
  • Impacto (Social?)
  • METODOLOGÍA
  • Tipo de estudio
  • Presentación del caso
  • Método para la recolección de datos
  • Entrevistas
  • Primarias
  • Secundarias
  • VER
  • ANÁLISIS DEL ROL DEL COMUNICADOR VISUAL EN LA GESTIÓN CULTURAL A PARTIR DEL ESTUDIO DE CASO DE LA BIENAL
  • La comunicación en la gestión cultural implementada en la Bienal
  • Impacto.
  • CONCLUSIONES
  • ANEXOS

“La comunicación visual no es un movimiento aislado. Es un epifenómeno que avanza paralelamente con la tecnología hacia el futuro. Con la sociedad del conocimiento y de los valores. Con los movimientos sociales interculturales y medioambientales. La intervención en la esfera pública, las libertades y la cultura.”

Joan Costa

INTRODUCCIÓN

Esta investigación surge de la necesidad de profundizar acerca del rol del comunicador visual en el ámbito de la gestión cultural, partiendo del supuesto de que ambos conceptos pueden estar intrínsecamente relacionados a partir de la multidisciplinariedad que conllevan.

A fin de comprobar dicha relación entre comunicación visual y gestión cultural, se describirán exhaustivamente ambas nociones, para investigar cómo el accionar de un comunicador visual puede potenciar y optimizar el resultado de trabajo en la gestión cultural, para ello se considera necesario abordar la problemática acotándola desde un estudio de caso: la Bienal Nacional de Pintura Premio Ciudad de Rafaela.

PRESENTACIÓN DEL CASO DE ESTUDIO: BIENAL NACIONAL DE PINTURA PREMIO CIUDAD DE RAFAELA

La Bienal Nacional de Pintura Premio Ciudad de Rafaela, es realizada desde el año 2005 ininterrumpidamente cada dos años –como su nombre lo indica- en el Museo Municipal de Bellas Artes Dr. Urbano Poggi de la ciudad de Rafaela.

Es organizada por la Secretaría de Cultura de la Municipalidad de Rafaela a través del Museo Municipal de Bellas Artes, y desde su inicio cuenta con el apoyo de la Secretaría de Cultura de la Nación, el Gobierno de la Provincia de Santa Fe, el Fondo Nacional de las Artes, y la Asociación de Amigos del Museo Municipal de Bellas Artes Dr. Urbano Poggi. Además, en sus diferentes ediciones cuenta con auspicios de empresas locales.

“Tiene como objetivos incrementar el patrimonio del Museo, estimular la producción de obras en la disciplina pintura a nivel nacional y contribuir a la difusión del Museo y sus actividades.”[1]

El funcionamiento de la Bienal es similar al de otros salones de su tipo: la organización lanza una convocatoria abierta, los artistas interesados realizan envíos de fotografías[2] de hasta dos obras, y luego un jurado de selección elije qué pinturas participarán de la Bienal propiamente dicha.

El jurado de selección tiene la posibilidad de elegir hasta un máximo de 80 obras, una vez seleccionadas se da aviso a los artistas para que envíen sus trabajos al museo. Luego se reúne un jurado de premiación, observa y analiza las obras en vivo para así otorgar los premios y menciones correspondientes.

La Bienal representa para el Museo Municipal de Bellas Artes un desafío importante, no sólo por los trabajos relacionados al desembalaje, curaduría y montaje de las obras, si no también por las actividades previas y posteriores al evento relacionadas con la logística, comunicación, administración, diseño, difusión, entre otros. “Se trata del suceso artístico más importante que se realiza en este organismo, y permite a la comunidad tomar contacto con valores artísticos trascendentes por su potencial transformador, además de estimular la difusión de artistas emergentes, instalando al arte y la cultura como un tema de interés para la ciudadanía.”[3]

A lo largo de sus ediciones la Bienal buscó lentamente posicionarse en el circuito del mercado del arte, a pesar de las dificultades con las que cuenta –ser un premio del interior, desarrollarse en una ciudad relativamente pequeña en la que sólo existe un museo de arte y una galería artística, entre otros-. La decisión de hacer del Premio Ciudad de Rafaela un premio con prestigio nacional quedó evidenciada a partir de la 4a Bienal, la cual dio un giro fuerte hacia el arte contemporáneo a través del jurado elegido y las obras premiadas.

Siguiendo con esa premisa, la 5a Bienal Nacional de Pintura Premio Ciudad de Rafaela, inaugurada en octubre de 2013, contó con la particularidad de que por primera vez existió un plan de comunicación y diseño previamente estipulado para encarar las distintas etapas relacionadas al evento. Es decir, no sólo se eligieron jurados de renombres nacionales, si no que se planificaron estrategias para que la Bienal de Rafaela tenga llegada a los sectores artísticos a nivel nacional, y cuente además con el apoyo de la comunidad rafaelina. El resultado de dichas acciones pudo verse reflejados en números: “Esta quinta edición se convierte en la más convocante de las bienales realizadas en Rafaela con un total de 519 propuestas recibidas de 282 artistas provenientes de doce provincias argentinas, de las cuales el jurado de selección eligió 67 obras que forman parte de la exposición.”[4]

...

Descargar como  txt (39 Kb)   pdf (517.5 Kb)   docx (819.2 Kb)  
Leer 23 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club