Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Biólogia molecular.

Enviado por   •  15 de Noviembre de 2017  •  4.095 Palabras (17 Páginas)  •  56 Visitas

Página 1 de 17

...

con una serie de enfermedades hereditarias las cuales han sido aceptadas a nivel mundial. Al momento de realizar la comparación es analizada por el consejo genético el cual se encarga de establecer el riesgo del paciente de presentar la enfermedad. En dado caso de la prueba ser negativa a alguna mutación y el paciente es asintomático lo más probable es que su estado de salud este dentro de lo normal.

Para detectar si el gen ha sido afectado por la epigenetica se debe de realizar una prueba de metilación ya que este es un factor clave para identificar la mutación. El proceso comienza con una amplificación del ADN ya que esta amplificado se utiliza una primera técnica conocida como Methyl Specific PCR (MSP) donde a la muestra se le trata con bisulfito sódico el cual provoca el cambio de citosinas a uracilos, si se da una reacción excesiva en este proceso el técnico debe de sospechar de una mutación. A manera de comprobación se debe de realizar una prueba sencilla conocida como Combined Bisulfite Restriction Analysis (COBRA) que hace una conversión de ADN por el bisulfito y da la ingestión de enzimas que reconoce si la secuencia ha sido modificada.

Relacionado a la especificidad de estos estudios no son tan accesibles para la población en general, también en el campo de estudio no todos los técnicos están preparados para poder realizar las pruebas.

Polimorfismo y huella de ADN

Un polimorfismo consiste en la variación que presentan individuos de una misma especie, esta puede ser a nivel genético o de proteínas. Existen diferentes variaciones de polimorfismos, los hay en regiones codificantes o no codificantes.

En las regiones codificantes los cambios se dan de manera visible, por otro lado si la variación se da en zonas no codificantes, esta puede ser invisible a nivel fenotipo, este tipo de polimorfismo es el más común debido a que el 97% del genoma no es transcrito a proteínas.

POLIMORFISMOS DE NUCLEÓTIDO SENCILLO (SNP)

Como se mencionó, los polimorfismos se distinguen terminológicamente de las mutaciones por su frecuencia. Las diferentes formas de los polimorfismos son más frecuentes que las mutaciones, esto es, en una frecuencia mayor al 1%.

La gran mayoría de los SNP’s tienen dos alelos los cuales están representados por una sustitución de base por otra. En las poblaciones, este tipo de alelos se clasifican en alelo principal o “silvestre” y alelo raro o mutante, clasificación basada en la frecuencia observada en las poblaciones. Debido a que los humanos son diploides, un individuo puede tener uno de tres genotipos: homocigoto para el alelo más frecuente, heterocigoto, u homocigoto para el alelo menos frecuente.

Actualmente, en el “dbSNP” (base pública de datos de PNS, dbSNP’s por sus siglas en inglés) se han catalogado más de 9 millones de variantes en la secuencia de ADN.

Basados en ello, se esperaría que existieran aproximadamente 6 millones de SNP’s en el genoma humano, muchos de los cuales ya han sido descritos en el dbSNP.

Los SNP’s pueden estar presentes en regiones codificantes y provocar un cambio en un aminoá- cido; a este tipo de SNP’s les conoce como “no sinónimos”. Puesto que este tipo de SNP’s afecta directamente la función de la proteína, muchos investigadores han centrado su atención en estudios de asociación genética en este tipo de variaciones.

Asimismo, existen variaciones funcionales que pueden producir alguna enfermedad o susceptibilidad a ésta, pueden estar localizados en la región promotora del gen, influenciando la actividad transcripcional del gen (modulando la unión de factores de transcripción), en intrones (modulando la estabilidad de la proteína), en sitios de “splicing” (sitios donde ocurre la eliminación de intrones y unión de exones) o en regiones intragénicas.

Otro tipo de SNP’s son los llamados “sinónimos” (o silenciosos) los cuales no alteran la conformación del gen; sin embargo, se ha descrito que algunos de estos polimorfismos pueden tener consecuencias funcionales por algún tipo de mecanismo aún desconocido.

Según su localización en el genoma, los SNP’s se clasifican en: iSNP, si están localizados en regiones intrónicas; cSNP, en regiones codificantes (exones); rSNP, en regiones reguladoras, y gSNP, localizados en regiones intergenómicas.

Los cSNP pueden estar representados por SNP’s sinónimos (sSNP) o no sinónimos (nsSNP).

Un dato interesante de los SNP’s es que, a diferencia de otro tipo de marcadores como los microsatelitales, presentan una tasa menor de mutación por lo que son de gran ayuda en estudios de genética de poblaciones para tratar de explicar fenómenos biológicos como la evolución de la raza humana. Un nivel adicional de variabilidad genética lo constituyen los haplotipos, los cuales están compuestos por un conjunto de SNP’s a lo largo de un mismo cromosoma que son heredados como una unidad.

Los polimorfismos localizados cerca de un “gen candidato” pueden ser usados para hallar el gen por sí mismo a través de un mapeo genético. En este proceso el investigador está en búsqueda de polimorfismos que son heredados junto con la enfermedad, tratando de delimitar estos polimorfismos en regiones más y más pequeñas del cromosoma.

Así, la región del cromosoma implicada en la enfermedad puede ser progresivamente delimitada, y el gen responsable finalmente puede ser localizado. Los polimorfismos genéticos pueden ser usados como marcadores para ayudar a esclarecer ciertos patrones o procesos biológicos, además, pueden establecer parentescos.

También se puede determinar la cantidad de entrecruzamiento entre diferentes grupos de la misma especie , y la información ser usada para identificar poblaciones únicas, potencialmente importante para la sobrevivencia de la especie. Puede no ser claro si dos grupos distintos de organismos deben ser clasificados como de diferentes especies y el comparar los polimorfismos genéticos de los dos grupos puede ayudar a su clasificación.

De igual forma, si se analizan suficientes polimorfismos, es posible distinguir distintos individuos con un alto grado de confianza. Este método es conocido como “huellas de ADN” y representa una herramienta importante en medicina forense y en procesos jurídicos. El genotipo de una persona o su huella de ADN, puede ser determinado a partir de muestras muy pequeñas (cabello, sangre, células de la piel, etc.). El genotipo de la muestra encontrada puede ser comparado con el genotipo del individuo “sospechoso”. También, el análisis de los polimorfismos puede ayudar a probar la paternidad en situaciones de disputa.

...

Descargar como  txt (26.4 Kb)   pdf (145.1 Kb)   docx (22.1 Kb)  
Leer 16 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club