Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Historia de arte de la alta y plena Edad Media

Enviado por   •  15 de Septiembre de 2017  •  4.857 Palabras (20 Páginas)  •  142 Visitas

Página 1 de 20

...

escenas de guerras vinculadas directamente con la guerra religiosa frente al Islam, única lucha legitima a los ojos de la Iglesia, también formaba parte de la decoración poniendo de manifiesto que sus actos en “defensa de Jesús” eran dignos de representarse en la casa de Dios.

Por último, es muy destacable las imágenes bestiales y monstruosas también con un marcado carácter simbólico que evoca valores morales y comportamientos humanos. Fueron los animales los que permitieron plasmar la dicotomía entre el bien y el mal siendo habitual fieras de cierto potencial destructivo las que representaban el vicio, los pecadores y al demonio. En ocasiones hay también figuras humanas siendo atacadas por bestias, simbolizando la perdición del pecado y el tormento que acarrea. No obstante, también algunas representaciones bestiales tienen connotaciones positivas como ciertas aves que simbolizan las almas o el león como figura triunfante sobre el mal.

Las figuras mitológicas también adquieren este carácter negativo perdiendo parte de su significado para transformarse en encarnaciones maléficas ya que toda forma pagana era un claro ejemplo de herejía y politeísmo.

Este amplio abanico temático sirvió a la iglesia a modo de adoctrinamiento en la fe para los fieles dejando la imagen artística como instrumento exclusivo al servicio de la iglesia.

1.2 Fundamentos estéticos del arte islámico:

El islam nace como la tercera religión monoteísta del Libro, tras el judaísmo y el cristianismo, y se basa en las revelaciones del profeta Mahoma recogidas en el Coran. Esta religión, y la civilización a la que da origen, se inicia en la ciudad de la Meca en el año 622 de la era cristiana.

Es una fe que señala a Allah como único Dios y a Mahoma como su profeta y enviado. El Coran es el libro sagrado del Islam y rige los principales aspectos de la vida musulmana, abarca el credo religioso y la ética y la legislación de la comunidad.

El Coran contiene la palabra de Dios revelada a Mahoma por medio del arcángel Gabriel y fue copilado por escrito a mediados del siglo VII, además del Coran también pueden llegar a seguir los musulmanes la “sunna” y los “hadice” que son textos atribuidos al Profeta o relativos a su vida.

El cumplimiento de los “cinco deberes principales” o “pilares” del Islam y la utilización del árabe clásico en todos los asuntos religiosos son los principales elementos del vinculo de la comunidad musulmana. El primer pilar es la aceptación pública de su dogma de fe; que solo existe un Dios y Mahoma es el último de sus profetas. El segundo pilar es la oración que debe ser realizada cinco veces al día en cualquier lugar siempre que este orientada hacia la Meca. El “zakat” es el tercer pilar y consiste en compartir los recursos con los necesitados. El cuarto pilar el “ramadán”, determina la necesidad de practicar el ayuno desde el alba hasta la puesta de sol durante el noveno mes del calendario musulmán. Por último, el quinto pilar, obliga a los fieles a acudir en peregrinación a la Meca por lo menos una vez en su vida a no ser que tengan una causa justificada que impida el viaje.

El territorio árabe abarca desde la Siria meridional hasta las costas del Mar Rojo y no disponía de un poder central; la población organizada en tribus y la actividad económica más importante era la comercial. La religión musulmana nació en el seno del pueblo árabe pero pronto se expandió y fue adoptada por otros pueblos alcanzando la India,el norte de África y parte de Europa Occidental.

El Dios de los musulmanes es en dios de esencia inmortal, solo conocido por su nombre y sus atributos. Uno de sus atributos es la palabra por la que ha sido revelado a la humanidad, cosa que determinará dos aspectos clave del arte islámico: la importancia religiosa de la lengua árabe y la ausencia de representaciones sagradas.

A pesar de la amplitud de los dominios islámicos, el arte musulmán mantiene unos rasgos relativamente unitarios en Oriente y Occidente debido a que su plástica esta estrechamente ligada al concepto de divinidad. La noción de un Dios inaprensible por los sentidos y carente de esencia material determina la ausencia de imágenes sagradas a pesar de que en el Coran no exista una prohibición expresa del uso de imágenes sagradas.

No obstante, el hecho de que se condene la idolatría y se prohíba la representación de Allah o del Profeta no convierte el arte musulmán en una manifestación anicónica que se oponga a la representación humana, al contrario, el arte figurativo musulmán resulta rico y variado. Encontramos abundantes figuras de músicos, escenas cortesanas y de caza, representaciones de caballeros que evocan la figura humana que alcanza su mayor desarrollo en el arte eborario o el arte del marfil tallado. Dentro del repertorio figurativo la representación animal tendrá una posición preferente. Por herencia persa el animal será muy utilizado en el arte islámico que será determinante en la proliferación de las figuras bestiales del arte románico cristiano. La aves, los leones, los elefantes, los camellos y figuras fantásticas como los grifos o las sirenas pájaro serán las más repetidas.

Otro elemento muy recurrente en este arte es la caligrafía árabe, el arte de la escritura bella que da forma a la palabra de Dios contenida en el Coran y que sustituye, de alguna forma, la imagen divina. Es considerada un atributo divino y tiene un amplio desarrollo plástico, es por eso que los calígrafos alcanzan una gran consideración en el mundo islámico ya que dan forma a la palabra de Dios.

Existen dos tipos principales de caligrafía árabe; la “cúfica” y la “najasí”. La primera utiliza caracteres monumentales, angulosos y sobrio y, por el contrario, la “najasí” es cursiva, con rasgos libres y fluidos.

Estas inscripciones arquitectónicas suelen contener versículos del Coran, mensajes piadosos, textos poéticos o contenidos propiciatorios a favor del gobernante. La caligrafía no aparece adosada solo en muros de mezquitas, su desarrollo se extiende a todo el arte mueble, incluyendo la cerámica, el marfil, el metal, la madera y textiles.

El concepto material de Dios aparece simbolizado por medios de la ornamentación, tanto en la vertiente vegetal como en la geométrica. En el arte musulmán la ornamentación es el principio estético esencial, creando el efecto de continuidad decorativa que transmite la sensación del espacio ilimitado y carente de profundidad. A su vez la repetición es el principio básico de la decoración vegetal y geométrica que permita formular metáforas visuales sobre la infinitud e invisibilidad de Allah.

La decoración vegetal presenta una evolución a lo largo del

...

Descargar como  txt (30 Kb)   pdf (164.7 Kb)   docx (22.9 Kb)  
Leer 19 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club