Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

La historia de la humanidad se ha visto marcada por muchos acontecimientos y por diversas actividades que han caracterizado cada etapa vivida, sin duda, el principal acto que ha dejado huella en el ser humano es la división de clases que ha sufrido la so

Enviado por   •  4 de Diciembre de 2017  •  2.793 Palabras (12 Páginas)  •  94 Visitas

Página 1 de 12

...

Con estos sistemas extintos se abre paso al modelo capitalista, en donde el señor feudal pasa a ser parte de la burguesía y el campesino formará parte del proletariado; los papeles no varían en absoluto, el poder sigue estando en manos de los burgueses ya que estos son dueños de los recursos o de los medios de producción y los proletarios tienen como único medio de subsistencia su fuerza de trabajo y es necesario venderla para recibir un salario que le permitirá satisfacer su supervivencia.

El Ecuador al igual que todos los países del mundo y en especial los de Latinoamérica ha tenido que pasar por cada una de estas etapas. Los países sudamericanos quizás tuvieron un retraso en la evolución de sistemas debido al “descubrimiento,” sin duda, la colonización se encargó de estancar el desarrollo de los países de esta parte del planeta. Los verdaderos habitantes de estas tierras pasaron de esclavos a campesinos y a proletarios, en este proceso pasaron de ser los dueños de sus tierras a simples empleados del “hombre conquistador.” Los nuevos habitantes de estas tierras se adueñaron de las riquezas permitiendo la fuga de los recursos de las nuevas colonias, hasta los países del viejo mundo, provocando a largo plazo la decadencia de los territorios de América del Sur.

“La moderna sociedad burguesa, que ha salido de entre las ruinas de la sociedad feudal, no ha abolido las contradicciones de clase. Toda la sociedad va dividiéndose, cada vez más, en dos grandes campos enemigos, en dos grandes clases, que se enfrentan directamente: la burguesía y el proletariado.” (Marx K; Engels, F; 1848) El gran salto que se dio del feudalismo al capitalismo no beneficio en absoluto a la población, puesto que los recursos aún se encontraban repartidos en sectores determinados.

Mientras los capitalistas, dueños del dinero y de los medios de producción actúan en la teoría marxista como los explotadores que obligan a ciertos sectores a convertirse en simple fuerza de trabajo, los trabajadores serían, a pesar de su falta de reconocimiento y poder, los responsables de llevar a cabo la revolución proletaria. Esta revolución significaría la toma del poder de esos medios de producción, que no pueden pertenecer a otros que a quienes los manejan día a día en las fábricas, y a la instauración de gobiernos en los cuales los derechos trabajadores y sociales sean reconocidos. La culminación de esta revolución era para Marx la instauración de la dictadura del proletariado y la consiguiente desaparición de la lucha de clases.

Este ideal se ha intentado implantar en este siglo pasando a llamarse “socialismo de siglo XXI” aunque es un término político bastante cargado, permanece fuertemente vinculado con el establecimiento de una clase trabajadora organizada, creada ya sea mediante revolución o evolución social, con el propósito de construir una sociedad sin clases, razón por la cual en la actualidad la mayoría del socialismo se identifica con los postulados marxistas.

El modelo de Estado socialista del siglo XXI es un socialismo revolucionario que bebe directamente de la filosofía y la economía marxista, y que se sustenta en cuatro ejes: el desarrollo democrático regional, la economía de equivalencias, la democracia participativa y protagónica y las organizaciones de base. Dieterich, en su obra Socialismo del Siglo XXI se funda en la visión de Karl Marx sobre la dinámica social y la lucha de clases. Dieterich profundiza la teoría marxista y la actualiza en el mundo de hoy, incorporando los avances del conocimiento, las experiencias de los intentos socialistas, develando sus limitaciones, entregando propuestas concretas tanto en la economía política como en la participación democrática de la ciudadanía para construir una sociedad libre de explotación.

El socialismo del Siglo XXI es una nueva corriente ideológica, surgida ante las necesidades sociales de la población en Latinoamérica, común en algunos países. Presenta al igual que el socialismo clásico, algunas características similares, solo que ahora posee una democracia participativa y según sus defensores, se adapta a la realidad de cada país, no posee dogmas ni principios, es una nueva propuesta, ante la imposición imperial de Estados Unidos. En sus enfoques, existen variaciones significativas, definición y conceptos son muy tenues; eso convierte al tema en permanente discusión, con objeto de solucionar el antiguo y fracasado sistema capitalista.

Sin embargo, no posee nada de nuevo, a pesar de las apreciaciones de los jefes de estado o de los pensadores como Dieterich, los fundamentos son los mismos propuestos por Marx y Lenin. La lucha de clases se encuentra presente como elemento necesario, para liberar a la clase proletaria. En esencia este nuevo planteamiento, contiene serios vacios en su conceptualización. Se construirá un nuevo socialismo se proclama permanentemente. La pregunta sería ¿en dónde reside la novedad? Vistas así las cosas, desde los ángulos del socialismo democrático y marxista, la proposición del socialismo del siglo XXI en Venezuela y en Ecuador se presenta como una tesis difusa, confusa e ininteligible, salvo en algunas afirmaciones que por conveniencia política asientan el respeto de la propiedad privada aunque con fuerte regulación estatal, la preservación de la democracia política con importantes condicionantes y su diferenciación con las experiencias socialistas del pasado.

"Los cuestionamientos y revisión que Bernstein hizo de Marx son las siguientes. En primer término, disputó la teoría de la plusvalía la cual consideraba inútil para explicar la explotación, por cuanto se trataba de una construcción abstracta que no podía comprobarse en la vida diaria. En segundo lugar, Bernstein cuestionó la hipótesis de Marx según la cual el capitalismo registraba una tendencia hacia la concentración del capital y de la propiedad, toda vez que lo que observaba en Alemania era la proliferación de nuevos propietarios en cada vez más negocios. El tercer aspecto de su crítica fue el relativo a la supuesta depauperación de la clase obrera al visualizar, con base en las estadísticas, el aumento de los ingresos de los trabajadores y el fortalecimiento de la clase media, contrario a lo pronosticado por Marx. Finalmente, argumentó que en su desarrollo el capitalismo creaba mecanismos que lo fortalecían de las crisis periódicas del pasado.

Si de ello se tratase, entonces ese socialismo del siglo XXI tiene al menos cien años de desfase por cuanto el mismo sería una versión incompleta, deformada y desmejorada de la propuesta primera de Bernstein, anteriormente comentada. No hay algo nuevo que merezca destacarse. Bernstein elaboró una propuesta similar a

...

Descargar como  txt (17.5 Kb)   pdf (111.6 Kb)   docx (17.8 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club