Essays.club - Ensayos gratis, notas de cursos, notas de libros, tareas, monografías y trabajos de investigación
Buscar

Tema: Prevalencia de la Sarcocistiosis (Sarcocystisaucheniae) en alpacas (Vicugna pacos).

Enviado por   •  13 de Marzo de 2018  •  6.723 Palabras (27 Páginas)  •  40 Visitas

Página 1 de 27

...

SARCOCISTOSIS

• Sarcosporidiosis, sarcocistiosis

• Muy frecuente en animales de abasto (>90%)

• Reportado en 1843 por Miescher (ratón)

• Siempre referidos como túbulos de Miescher

• 1967 bradizoitos del Sarcocystis fueron estudiados por ME

• 1970 Bradizoítos de células musculares fueron inoculados en cultivos de células de mamíferos, desarrollando sus estadios sexuales y ooquistes

Sarcocystis es el agente etiológico: causante de la Sarcocistiosis en diferentes animales. Fue reportada por primera vez en Suiza (1843) por Miescher, quien encontró en el músculo esquelético del ratón (Mus musculatus), lo que llegó a conocerse como Túbulos de Miescher en Suiza (Dubey, 1976; Levine, 1986).

El género Sarcocystis está compuesto por más de 130 especies (Tenter, 1995), de los cuales menos de la mitad de éstas tienen sus ciclos de vida aclaradas (Dubey et al., 1989); estas especies se diferencian en el grado de patogenicidad, estructura y en el ciclo de vida. Dubey et al. (1989) refiere que la ultra estructura de la pared del Sarcocystis es el mejor criterio para la diferenciación de especies en el género Sarcocystis sp.

Distribución Geográfica

Sarcocystis spp. Aparecen en todo el mundo, pero se pueden observar especies individuales en regiones geográficas específicas. S. neurona es endémica sólo en Norteamérica, Centroamérica y Sudamérica. Se ha registrado sarcocistosis intestinal en humanos en todo el mundo. Se han observado casos sintomáticos de sarcocistosis muscular en humanos principalmente en el Sureste Asiático, tal vez debido a la distribución de un hospedador definitivo. También se encontró Sarcocystis spp. En tejido muscular de humanos en EE. UU., con frecuencia, como un hallazgo incidental en la autopsia.

Características Morfológicas

Las formas parasitarias del Sarcocystis aucheniae son: Los ooquistes a diferencia de los de Isospora sp., están esporulados cuando son eliminados con las heces y contienen dos esporocistos, cada uno de ellos con cuatro esporozoítos (Urquhart et al., 2001). Los ooquistes presentan una cubierta ooquística muy tenue y delicada, por lo que durante la defecación o el tránsito intestinal se rompe con facilidad, liberando los esporocistos que contiene, encontrándose libres en las heces; los cuales se identifican morfológicamente porque tienen un tamaño aproximado de 12-16 x 9-11 um.

Además, están esporulados, son elipsoides, carecen de cuerpo de Stieda y en su interior aparte de los esporozoítos, contienen por lo general un residuo granular disperso en forma de mórula, ubicado lateralmente en cada uno de los polos (Cordero del Campillo et al., 1999).

• En Los esquizontes se encuentran en células endoteliales de los hospedadores intermediarios, son de pequeño tamaño y miden de 2-8 um. De diámetro (Urquhart et al., 2001).

• Los quistes pueden crecer notablemente y formar estrías blancas como granos de arroz embebidos en el músculo, señalándose que pueden llegar a varios cm de longitud (Barriga, 2002); llegando a medir de 0.1-1 cm de largo (Leguía et al., 1990). Son de forma ovoide o esferoidal, contienen una estructura compleja; posee una cápsula con digitaciones externas (citofanéreas), los que varían en número, largo y grosor; de la misma cápsula se desprenden tabiques incompletos dirigidos al centro, entre los que se ubican los paquetes de parásitos, recibiendo aquí el nombre de merozoitos, quistozoitos o bradizoitos (Atías, 1995).

Según un estudio realizado por Taype et al. (2004) a través de microscopía electrónica, se ha podido determinar las ultraestructuras tanto externas como internas del macroquiste de S. aucheniae.

Observándose una pared secundaria, de origen adventicial producto de las reacción del tejido conjuntivo de la fibra muscular que encapsula al macroquiste, debajo de esta, una pared primaria, que mide aproximadamente 14 u de espesor y representa el 3% de todo el macroquiste constituyendo una estructura trilaminar relacionada a la fijación a la pared secundaria y la formación de proyecciones saculares en empalizada hacia el interior de macroquiste conocida bajo el nombre de zona travecular, que mide aproximadamente 200 a 270 u y representa el 48% del macroquiste, cuyas formaciones saculares o cámaras se hallan repletas de parásitos adultos. Finalmente, la zona central, que tiene un diámetro aproximado 448-512 u y viene a ser el 49% del macroquiste en donde se hallan Sarcocystis en estadios juveniles.

Transmisión y ciclo de vida

Sarcocystis spp. Tienen un ciclo de vida indirecto y deben desarrollarse tanto en un hospedador intermediario como en uno definitivo. En muchos casos, una especie de Sarcocystis cumple su ciclo a través de un depredador o carroñero específico y su presa. La mayoría de las especies tienen un único hospedador intermediario; no obstante, el S. neurona es menos específico en cuanto al hospedador. El hospedador definitivo se infecta al ingerir parásitos enquistados (sarcoquistes) en el tejido muscular. Los sarcoquistes son quistes blanquecinos ovalados, cuyo tamaño varía de microscópico a visible.

Están repletos de cientos a miles de bradizoítos. Los bradizoítos se liberan en el intestino del hospedador definitivo, donde ingresan a la lámina propia y experimentan la gametogonia y forman ooquistes. No existe replicación asexuada en el hospedador definitivo. Los ooquistes maduran dentro de las células del hospedador y luego son excretados en las heces. Estos ooquistes ya contienen dos esporoquistes, cada uno de los cuales contiene cuatro esporozoítos. Es posible que los ooquistes se desintegren y se encuentren esporoquistes en las heces. Los hospedadores intermediarios contraen la infección a través de la ingesta de ooquistes o esporoquistes.

Los esporozoítos se liberan en los intestinos e ingresan en el torrente sanguíneo. En muchos casos, se multiplican asexuadamente en las paredes de pequeños vasos sanguíneos antes de invadir el músculo esquelético o cardíaco o el tejido neuronal, donde forman la pared del sarcoquiste y se multiplican como merozoítos durante varias generaciones. Los merozoítos finalmente se convierten en bradizoítos dentro de los sarcoquistes. Solamente la etapa del bradizoíto es infecciosa.

Las aves pueden actuar como hospedadores de transporte de S. Neurona, y cuando

...

Descargar como  txt (45.7 Kb)   pdf (107.7 Kb)   docx (41.5 Kb)  
Leer 26 páginas más »
Disponible sólo en Essays.club